Domingo 3 de julio de 2022

II Encuentro Regional de Familias Misioneras del NEA

  • 6 de marzo, 2019
  • Posadas (Misiones) (AICA)
Luego de un fin de semana de charlas, formaciones, gestos y valores, finalizó en Posadas el II Encuentro Regional de Familias Misioneras del Noreste Argentino. La actividad contó con la participación de más de 160 personas que manifestaron con alegría "Vivir y anunciar el Evangelio con alegría hasta dar la vida".
Doná a AICA.org
Más de 160 participantes asistieron el fin de semana al II Encuentro Regional de Familias Misioneras del Noreste Argentino, que se llevó a cabo en Posadas con el lema "Vivir y anunciar el Evangelio con alegría hasta dar la vida".

En la tarde del Sábado, las más de 40 familias de la Región del Noreste Argentino se acercaron al Campus "Monseñor Jorge Kemerer" del Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya. La animación inició cerca de las 19 y posteriormente se dio la bienvenida oficial donde se destacó la presentación de cada referente con los patronos de las misiones y del mismo encuentro. Corrientes presentó a la Sagrada Familia de Nazaret, Formosa a San Francisco Javier, Resistencia a Santa Teresita del Niño Jesús, Encarnación presentó a María Reina de las Misiones y Posadas a su patrona, Nuestra Señora de Loreto.

[img]http://www.aica.org/subidas/5293.jpg[/img]

Monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, presidió la misa de apertura, concelebrada por el obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego y el asesor diocesano de Obras Misionales Pontificias de Posadas, presbítero Juan Ruíz Díaz; acompañados por el diácono de la arquidiócesis de Corrientes, José Echavarría y seminaristas del seminario diocesano "Santo Cura de Ars".

En su homilía, monseñor Martínez destacó el crecimiento de las familias misioneras y la dimensión misionera de la iglesia: "Nos alegramos de que podamos tener un encuentro, un compartir, donde podamos reflexionar, ver cómo estamos, hacia dónde vamos, y me alegra mucho porque de alguna manera vemos un crecimiento dentro del contexto de las obras misionales pontificias, esta obra de las familias misioneras; que se fue consolidando y hoy estamos compartiendo un encuentro así como familia, y es bueno decir que queremos vivir este momento tan fuerte que es la dimensión misionera. La Iglesia siempre vivió la dimensión misionera, porque es la razón de ser de la iglesia: Evangelizar; y siempre como hace mil años, la Iglesia de diversas maneras salió y el Espíritu Santo es quien la va acompañando y la va impulsando", afirmó.

El prelado destacó la importancia y demanda del Pueblo de Dios de trabajar con las realidades de las Familias y de qué manera poder evangelizarlas: "Es muy importante para evangelizar tener en cuenta 3 puntos, decía el Papa Juan Pablo II ?Anunciar, Denunciar y Testimoniar?", afirmó.

"Este testimonio es fundamental sabiendo obviamente las problemáticas que hay en nuestros barrios y en nuestras ciudades. Tenemos que intentar querernos, generar vínculos, los vínculos del amor, en el matrimonio, en los hijos, los hijos con los padres. Tenemos que empezar nosotros mismos y revisarnos, ver de qué manera queremos generar estos vínculos como padres y como hijos para poder testimoniar. Nadie puede evangelizar si no ama, tenemos que acercarnos con cariño a escuchar todas las situaciones, salir a escuchar con amor, no para condenar sino para escuchar el dolor del otro, ocuparnos".



El domingo, las familias vivieron una jornada particular donde tuvieron disertaciones de parte de monseñor José Vicente Conejero Gallego, sobre "El anuncio del Evangelio con Alegría"; y Diego Reyes y Graciela Pérez, sobre "Educación para el amor". Además, participaron de una salida misionera visitando a las familias del barrio Laurel de Posadas, y de un fogón con música popular para despedir un día lleno de emociones y experiencias únicas.

El lunes por la mañana, las actividades iniciaron con la disertación de monseñor Andrés Stanovnik, arzobispo de Corrientes sobre "Los Desafíos de la Familia en la Actualidad". Posteriormente los asesores, presbíteros Juan Ruíz Díaz (OMP Posadas) y Ariel Caballero (Región NEA) presentaron el Mes Extraordinario de las Misiones, que será en octubre de 2019, apuntando a la Misión Ad-gentes en el continente, haciendo un camino previo en los grupos misioneros.

La misa de clausura fue presidida por monseñor Stanovnik, concelebrada por monseñor Conejero Gallego y el presbítero Juan Ruiz Díaz y acompañada por el diacono José Echavarría. El arzobispo, que tiene a cargo del Organismo Regional NEA para la Evangelización, comentó en su homilía: "Jesús sabe que es difícil entrar en el Reino de Dios. A Él le costó sangre. A Él le costó la vida, por eso ya presentía lo que era entrar en ese reino. En ese Reino de Dios que es amor, justicia y paz. El reino de Dios es ese que firmó el Papa con el Gran Iman (Azhar), eso es presencia del Reino de Dios actuando en la historia. El Reino de Dios es la pareja humana, ese matrimonio que sobrevive a la crisis por medio del perdón y la misericordia y así se gana la vida. Jesús nos invita a unirnos a Él en este camino estrecho de dar la vida para entrar en el Reino".

[img]http://www.aica.org/subidas/5295.jpg[/img]

Posteriormente se refirió a la tarea de las familias en su misión: "Somos bautizados y enviados: bautizados - sumergidos en este gran misterio. Somos enviados, ustedes de manera particular como familia. Vamos a pedirle a Dios que nuestra respuesta no tenga límites, desapegándonos de lo nuestro para seguir abrazando la cruz y a que nosotros y más personas conozcan y puedan entrar en el Reino de los Cielos", rogó.

Por último se dieron los respectivos agradecimientos de parte del Asesor Diocesano de Posadas y se entregó un presente a los referentes de las distintas áreas de Trabajo de Familias Misioneras y Equipo Diocesano de Animación Misionera.

El encuentro regional finalizó con la invitación a continuarlo en la cotidianeidad y en la realidad que toca a vivir a cada familia.+