Jueves 29 de febrero de 2024

Haití reza y pide por la liberación de todas las personas secuestradas

  • 23 de enero, 2024
  • Puerto Príncipe (Haití) (AICA)
"¡Que dejen de pisotear la dignidad inalienable de los hijos de Dios!", claman los obispos y la Conferencia Haitiana de Religiosos, al convocar a una Jornada de Oración para el miércoles 24 de enero.
Doná a AICA.org

La arquidiócesis de Puerto Príncipe y la Conferencia Haitiana de Religiosos anunciaron que dedicarán el miércoles 24 de enero a la oración, la meditación y la adoración eucarística. Se invita así a todos los fieles a "organizar una cadena de oraciones incesantes" por la liberación de las seis religiosas secuestradas el 19 de enero, junto con su conductor y un pasajero del minibús que las transportaba. 

"¡Que dejen de pisotear la dignidad inalienable de los hijos de Dios!": este es el grito conjunto de monseñor Max Leroys Mesidor, arzobispo de Puerto Príncipe y presidente de la Conferencia Episcopal Haitiana, y del padre Morachel Bonhomme, presidente de la Conferencia Haitiana de Religiosos.

En un comunicado de prensa firmado por ambos y publicado el lunes 22 de enero, los dos referentes eclesiásticos condenaron "enérgica y firmemente" el secuestro de ocho personas en la mañana del viernes 19 de enero, entre ellas seis religiosas de la Congregación de las Hermanas de Santa Ana.

Compadeciéndose de las familias de todas las demás personas secuestradas, hicieron un llamamiento a los dirigentes haitianos para que asuman su responsabilidad: "Es hora de tomar las medidas necesarias para erradicar las plagas del secuestro y de la violencia de los grupos armados, que hunden al país en una situación cada vez más confusa y caótica".

A continuación, el comunicado se dirige directamente a los secuestradores, exigiendo la liberación inmediata e incondicional de todos los secuestrados. "¡En nombre de Dios, a quien deben temer, detengan estas prácticas abyectas y criminales que profanan esta tierra sagrada que Dios nos ha dado!".

Por último, el obispo Mesidor y el padre Bonhomme anunciaron que dedicarán el miércoles 24 de enero a la oración, la meditación y la adoración eucarística. Invitaron, en ese sentido, a todos los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos a organizar, "en todas las parroquias y comunidades, una cadena de oración incesante por la liberación de los secuestrados y de sus familias".+