Jueves 19 de mayo de 2022

Fuerte alegato a favor de la vida en los tedeums por el 25 de Mayo

  • 26 de mayo, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
Las homilías de los obispos argentinos en los tedeums por el 25 de Mayo constituyeron un alegato a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, en medio del debate por el aborto en el Congreso, y en las que la consigna #ValeTodaVida se hizo escuchar fuerte. También hicieron un llamado a proteger a los más pobres y advirtieron sobre la necesidad de una justicia distributiva "largamente esperada".
Doná a AICA.org
Las homilías de los obispos argentinos en los tedeums por el 25 de Mayo constituyeron un alegato a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, en medio del debate por el aborto en el Congreso de la Nación, y en las que la consigna #ValeTodaVida se hizo escuchar fuerte.

Delante del presidente Mauricio Macri, los gobernadores provinciales y los jefes comunales, los prelados también hicieron un llamado a proteger a los más pobres, advirtieron sobre la necesidad de una justicia distributiva "largamente esperada", pusieron el acento en la urgencia de volver "a Dios, fuente de toda razón y justicia", y destacaron la importancia de dar gracias a Dios en la fecha patria.

Card. Mario Aurelio Poli (Buenos Aires): "Honrando los gestos de grandeza de los Padres de la Patria, a quienes hoy tenemos en la memoria agradecida, decimos que vale toda vida y ante el bello e inefable don de la concepción, si la propuesta es optar por una u otra, en esta bendita tierra austral apostamos decididamente a que vivan las dos, para Dios no hay excluidos". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3858.jpg[/img]

Mons. Mario Antonio Cargnello (Salta): "Somos testigos del dolor de muchas mujeres presionadas hasta la pérdida de su responsabilidad en su decisión de abortar. Queremos estar al lado de tanta mujeres y varones que cargan la cruz de sus decisiones sin poder perdonarse a sí mismos... Que se juzgue al violador, que se lo condene, no al inocente... Despenalizar el aborto tiene el sabor de una condena a muerte del inocente. El niño en el seno no es el victimario de la madre. Esta tierra de la libertad y de la generosa acogida a todos los hombres del mundo que quieran habitarla, ¿no podrá pensar cómo incluir a los niños que golpean, desde el seno materno, la puerta de esta tierra para decirle: ´Recíbeme, soy un proyecto de Dios para ti, Argentina´? Salvemos las dos vidas. Esa es la consigna". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3870.jpg[/img]

Mons. Jorge Lozano (San Juan de Cuyo): "Ante las situaciones de crisis económicas o necesidades de contribución, no puede caer el peso sobre los niños, los ancianos, los enfermos, la población más vulnerable... Debemos cuidar a los más frágiles, y entre ellos los niños por nacer. Francisco nos enseña que ´no es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana´. Ellos son no sólo nuestro futuro, sino nuestro presente. Ellos no hablan aún, pero su corazón late fuerte. Ellos no salen solos a la calle, pero ya están entre nosotros. Tienen derecho, porque toda vida vale". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3872.jpg[/img]

Mons. Carlos Alberto Sánchez (Tucumán): "Pensar que se puede eliminar la vida de otro ser humano es aberrante y más la del niño inocente en el seno materno. Custodiemos, sostengamos e invirtamos para cuidar la vida de ese argentino que está en gestación y que es sujeto de derechos como lo es la madre y cualquier ser humano. Salvemos las dos vidas, porque Vale toda vida. Cuánto duele el descuido de la vida de nuestros niños que se crían solos, abandonados. La vida de los adolescentes y jóvenes que pierden la conciencia con el alcohol, la droga y cuando ya no pueden más, caen en la triste y angustiante realidad del suicidio. La vida de los ancianos y enfermos solos que van apagando sus vidas, sin que nadie los valore lo suficiente". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3867.jpg[/img]

Mons. Juan Alberto Puiggari (Paraná): "Nos duele profundamente que en nuestra Patria haya aún muchas situaciones de exclusión. A las ya conocidas por todos, viene a sumarse una nueva y grave forma de exclusión: la de privar a los no nacidos del derecho a vivir. No podemos dejar de recordar en este aniversario de la revolución de Mayo que nuestros próceres lucharon por la libertad e igualdad de todos los ciudadanos. Esta igualdad que abarca a los no nacidos, está basada en la pertenencia a la misma raza humana y completamente fundada en los datos de la genética moderna y es reconocida por nuestra constitución. No es yendo contra la verdad como podremos construir una Nación grande. Y no es una auténtica expresión de libertad la que reclama el derecho de disponer la vida de otros". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3869.jpg[/img]

Mons. Eduardo Eliseo Martín (Rosario): "Nos preocupa que hoy se ponga en duda el derecho a la vida que es el primer derecho humano... Nos preocupa también la situación por la que atraviesan nuestros hermanos más necesitados... Es deber de la autoridad tomar medidas prudentes para que los más débiles sean atendidos en sus necesidades, especialmente teniendo en cuenta el gran índice de pobreza que no se logra bajar significativamente y que desde hace varios años no se perfora el límite de la pobreza estructural". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3871.jpg[/img]

Mons. Héctor Aguer (La Plata): "Menos mal que quedan aún muchas ´Doñas Rosa´; gente sensata, que no lee ni sigue las aventuras de la farándula, sino que se ocupa de ´las cosas´, como decía Ortega. Y la yuga todos los días. Esta gente sí que está haciendo Patria. Patria, digo, y no ´Matria´, como pretenden algunas exaltadas de pañuelo verde... La democracia recuperada les debe aún mucho a los argentinos. La resolución del problema político sería, en cierto modo, poder votar a candidatos que más o menos, en lo posible, conocemos. Y por plataformas realistas, que puedan cumplirse si se ponen inteligencia, sinceridad y voluntad. El clima social de exasperación, la grieta perdurable, no ayudan a la vivencia de un diálogo veraz, republicano". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3855.jpg[/img]

Mons. Carlos Ñáñez (Córdoba): "En toda nuestra Patria se honra y venera de manera muy sentida a la Santísima Virgen. A Ella le encomendamos nuestra querida Patria. A María, que desde Luján nos dice: ?Argentina, canta y camina?. La Patria debe cantar con alegría; con alegría porque camina y caminar quiere decir: salir de nuestras ?zonas de confort?, ser permanentemente solidarios, hacer siempre el bien, ser justos, decir siempre la verdad, ser generosos y serios en el trabajo para el progreso de todos, acortar distancias con nuestros conciudadanos, rellenar las grietas, encontrarnos de veras entre todos y trabajar juntos".



Mons. Santiago Olivera (Castrense): "Recemos por nuestra Patria que reclama nuestro compromiso solidario orientado al bien común... Conocemos el grado de deterioro moral y social que ha sufrido y sufre nuestro pueblo, y que muestra en el rostro de la pobreza, de la violencia del desencuentro por no aceptar y reconocer la historia en su totalidad, y la marginalidad, una herida que nos interpela. Esta realidad forma parte de esa deuda interna que si no se revierte puede llevarnos a una sociedad individualista empobrecida y sin compromiso social, que fue un orgullo de nuestra Patria".

[img]http://www.aica.org/subidas/3882.jpg[/img]

Mons. Héctor Zordán (Gualeguaychú): "¡Esa es nuestra misión! Es mi misión; es tu misión? Ser sal y luz en medio del mundo?Por eso, confiar en el Señor nos lleva a comprometernos con los hermanos, nuestros vecinos, aportando lo poco o mucho que podamos para la construcción de un mundo nuevo, de una nueva Patria, de una nueva ciudad, asumiendo así nuestra vocación de ciudadanos del mundo y constructores de una nueva civilización del amor". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3883.jpg[/img]

Mons. César Daniel Fernández (Jujuy): "Animémonos unos a otros a cuidar la fragilidad de nuestro pueblo herido. Poniendo lo que podemos de nuestro bolsillo ? como hizo el buen samaritano ? para que nuestra tierra sea verdadera posada para todos, sin exclusión de ninguno. Cuidemos la fragilidad de cada hombre, de cada mujer, de cada niño y de cada anciano con esa actitud solidaria y atenta del buen samaritano". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3863.jpg[/img]

Mons. Vicente Bokalic CM (Santiago del Estero): Ciertamente, nuestra gente ama profundamente a su tierra. Valora el don precioso y preciado de la vida, respeta y cuida a los más débiles, a sus niños y ancianos. Se solidariza con el otro ante las adversidades y tiene un profundo apego a la vida familiar. Vive su fe de una manera profunda y sencilla como así también su espíritu festivo impregna su vida. » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3877.jpg[/img]

Mons. Marcelo Fabián Mazzitelli (auxiliar de Mendoza): "Afirmamos el derecho humano fundamental que es el derecho a la vida, porque vale toda vida. El fruto de la concepción es un ser humano, por lo que debe ser defendido en todas las etapas de su desarrollo. Se trata de defender las dos vidas, la de la madre y la del hijo, las dos son sagradas. El debate que dramáticamente se ha instalado, hecha sus raíces en lo más profundo de nuestro tejido social y que, de alguna manera marcará el rumbo de la Nación que queremos ser... No estamos solos, el Señor nos acompaña, y el Espíritu obra la unidad en todo corazón abierto a la verdad y al bien. Que seamos instrumentos de paz, de fraternidad, de justicia y de solidaridad". » Texto completo de la homilía

Mons. Ariel Torrado Mosconi (Nueve de Julio): "Mirando a nuestra patria, el camino de superación está en redescubrirnos como auténticos ciudadanos -no meros habitantes o ´usuarios´- que asumen su compromiso responsable de ser partícipes de la búsqueda y construcción del bien común. Incentivar, profundizar y afianzar la ´amistad social´ entre los argentinos es la condición básica para renovarnos, crecer y mejorar realmente como Nación. La Iglesia ofrece, una vez más, ´sus manos, sus oídos y su mesa´ para contribuir y favorecer el reencuentro, la reconciliación y la recomposición de los argentinos". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3864.jpg[/img]

Mons. Gabriel Mestre (Mar del Plata): Al conmemorar hoy el 208º aniversario de la Revolución de Mayo quiero invitarlos a todos, especialmente a nuestros gobernantes y a los que tenemos un cierto liderazgo en la vida social ciudadana y zonal, a realizar la "Revolución del compromiso concreto" con todos, especialmente con los más heridos, descartados y vulnerables, los que no tienen voz, los que quedan fuera del sistema. » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3874.jpg[/img]

Mons. Ricardo Araya (Cruz del Eje): "Argentina es nuestra Patria, nuestro lugar en este mundo; que podamos encontrar a Dios, en la belleza de esta tierra argentina, en su gente, en sus santos. Que sepamos alabar y agradecer por todo lo recibido a lo largo de nuestra historia. Pidamos que los dueños del poder y del dinero ´e guarden del pecado de indiferencia, amen el bien común, promuevan a los débiles y cuiden este mundo que habitamos. Los pobres y la tierra están clamando: Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz para proteger toda vida´... La Virgen Madre desde el cielo sabe lo que no tenemos y nos está haciendo falta: más independencia, más justicia, más amor y paz. Que nos ayude a cuidar el presente y el futuro de la patria".

[img]http://www.aica.org/subidas/3881.jpg[/img]

Mons. Marcelo Martorell (Puerto Iguazú): El bien común exige el bienestar social de las personas y de las instituciones. El desarrollo del bien común, es el resumen de todos los deberes sociales. Ciertamente corresponde a la autoridad decidir, en nombre del bien común, entre los diversos intereses particulares; pero debe facilitar a cada uno lo que necesita para llevar una vida verdaderamente humana: alimento, vestido, salud, trabajo, educación y cultura, información adecuada y verdadera, derecho de fundar una familia, respeto por la vida desde su concepción hasta su muerte natural. » Texto completo de la homilía

Mons. Eduardo María Taussig (San Rafael): "Vale toda vida" fue la consigna convocante (de las marchas por la vida). La de la madre y la del niño por nacer. Y el mensaje expresado es nítido y categórico, en especial para los diputados que el mes que viene tendrán la responsabilidad de plasmar con su voto el sentir masivo de nuestro pueblo. Me complace también señalar que nuestros diputados del Sur mendocino han anticipado valientemente su decisión de votar por la vida. Lo expresado mueve a la esperanza y a la alabanza en un nuevo aniversario patrio. Sin embargo, no está concluida la batalla. Hay mucho por delante. Para reflexionar y para proponer". » Texto completo de la homilía

[img]http://www.aica.org/subidas/3884.jpg[/img]

Mons. Marcelo Margni (auxiliar de Quilmes): "Sólo en el compromiso con la verdad, verdad sagrada del dolor y la esperanza de nuestro pueblo, puede engendrarse esa justicia que anhelamos, justicia que es ante todo vida digna y que, por tanto, comienza por los últimos, los postergados, los más pobres. Invocar la protección de Dios, entonces, no nos exime de asumir el compromiso de cuidarnos unos a otros, y de cuidar especialmente a los pobres, a los más vulnerables, a quienes más sufren. Este ha de ser un buen propósito en nuestra oración". » Texto completo de la homilía

Presb. José Antonio Díaz (Catamarca): "Para hablar de un tema tan doloroso como la legislación del aborto se escucha más la voz de la farándula que la voz de los científicos, eso nos pinta de cuerpo entero? "Tenemos muchos debates para resolver, problemas urgentes que brotan de las permanentes crisis cíclicas, que no nos dejan vivir en paz. Pero aún no hemos definido un proyecto nacional que nos configure como nación en base a los valores que hemos heredado".+