Miércoles 1 de diciembre de 2021

Francisco a los capuchinos: "No dejen de ser maestros de la oración"

  • 14 de septiembre, 2018
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco recibió en audiencia a los participantes en el 85° Capítulo General de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, que se está desarrollando en Roma, en el Colegio Internacional "San Lorenzo de Brindisi", del 27 de agosto al 16 de septiembre de 2018. El pontífice los animó a seguir el ejemplo de San Francisco de Asís y a no dejar de "cultivar la espiritualidad robusta".
Doná a AICA.org
El papa Francisco recibió en audiencia a los participantes en el 85° Capítulo General de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, que se está desarrollando en Roma, en el Colegio Internacional "San Lorenzo de Brindisi", del 27 de agosto al 16 de septiembre de 2018. El pontífice los animó a seguir el ejemplo de San Francisco de Asís y a no dejar de "cultivar la espiritualidad robusta".

Durante el encuentro, el Santo Padre los exhortó a seguir el ejemplo de San Francisco y esforzarse por vivir las relaciones y la actividad religiosa "en la gratuidad, la humildad y la mansedumbre".

"De esta manera ?señaló? podrán hacer, con gestos reales y cotidianos, la "minoría" que caracteriza a los seguidores de Francisco. Una minoría que "debe estar en su corazón y estilo de vida" para poder contribuir "al gran compromiso de la Iglesia para la evangelización".

Francisco destacó a la humildad y a la simplicidad como "el estilo de Dios", "y es este el estilo que todos los cristianos estamos llamados a asumir en nuestra vida y en nuestra misión. La verdadera grandeza es volverse pequeños y servidores", mencionó.

Asimismo, recordó como la alegría del Evangelio, fascinó "irresistiblemente" al Pobrecillo de Asís, y rogó que esta virtud "sea la fuente de su fuerza y constancia", porque así "todo aparece con una nueva luz, la del amor providencial de Dios".

"Cada vez que acudimos a la fuente para recuperar la frescura original del Evangelio, surgen nuevos caminos, nuevos enfoques pastorales y métodos creativos que se adhieren a las circunstancias actuales", sostuvo.

Frente al tiempo en el que vivimos, en el que se palpan los signos de un "evidente malestar espiritual y moral, debido a la pérdida de las referencias seguras y reconfortantes de fe", el Papa les pidió "no dejar de ser maestros de la oración", y "cultivar la espiritualidad robusta", la cual "comunica a todos el llamado de las ?cosas de allá arriba?". Y como comunidad, les aconsejó que presten especial atención a la unidad y a la comunión.

Al final del discurso, el pontífice evocó la historia de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, "testigos valientes de Cristo y del Evangelio, muchos de los cuales proclamados santos y beatos". Y es gracias a la Santidad de ellos que se confirma "la fecundidad de su carisma y muestra los signos de su identidad". Un ejemplo que pueden utilizar para "empujarse, con libertad profética y sabio discernimiento, en valientes caminos apostólicos y fronteras misioneras".+

» Texto completo del discurso