Sábado 4 de diciembre de 2021

Francisco llamó a cuidar más la infancia en su visita al hospital Acosta Ñu

  • 11 de julio, 2015
  • San Lorenzo (Paraguay)
El papa Francisco realizó una breve pero emotiva visita al hospital pediátrico Acosta Ñu, de la ciudad de San Lorenzo, donde bendijo a los niños internados, a sus padres y al personal médico que trabaja allí. El pontífice destacó la importancia de un niño en la vida y llamó a proteger más a la infancia. "Este es un hospital donde muchos chicos sufren. Quiero decirles que rezo por ustedes y rezo por sus hijos", improvisó el Papa al dirigirse a los padres de los niños que padecen enfermedades graves.
Doná a AICA.org
El papa Francisco realizó una breve pero emotiva visita al hospital pediátrico Acosta Ñu, de la ciudad de San Lorenzo, donde bendijo a los niños internados, a sus padres y al personal médico que trabaja allí. El pontífice destacó la importancia de un niño en la vida y llamó a proteger más a la infancia.

"Este es un hospital donde muchos chicos sufren. Quiero decirles que rezo por ustedes y rezo por sus hijos", improvisó el Papa al dirigirse a los padres de los niños que padecen enfermedades graves.

Francisco rogó para que "la Virgen esté muy cerca de ustedes, para que Jesús le dé la salud a sus hijos y para que ustedes tengan esa fuerza y esa constancia que solamente tienen las mamis y papis".

Tras hacer un recorrido en el hospital para visitar a los niños y niñas internados en las diferentes áreas del hospital y recibir un "maletín de la esperanza", que contenía cartas y dibujos de los niños, Francisco dio un mensaje a las personas que se reunieron para verlo.

El Santo Padre recordó un pasaje bíblico en el que se recuerda que Jesús se enojó una vez con los apóstoles porque no dejaban que los chicos se acercaran a él. "Para Jesús, los chicos son muy importantes porque nos dice a todos los que somos grandes que si en nuestro corazón no nos hacemos como los chicos no podremos entrar al reino de los cielos".

"Los chicos son simples y alegres. Eso quiere Jesús. Así que aprendamos de este enojo de Jesús para que no se enoje con nosotros como se enojó con los apóstoles", dijo el Papa.

"Jesús se llenó de bronca cuando no lo dejaron estar cerca de los niños, cerca de ustedes. Le vino mucha rabia. Los niños están dentro de los predilectos de Jesús. No es que no quiera a los grandes, pero se sentía feliz cuando podía estar con ellos. Disfrutaba mucho de su amistad y compañía. Pero no solo, quería tenerlos cerca, sino que aún más: los ponía como ejemplo", añadió el obispo de Roma.

Francisco aseguró también que hoy Jesús nos pide aprender de los niños e imitar su confianza, su alegría, su ternura y su capacidad de lucha y fortaleza. También exaltó la fuerza de los adultos que acompañan a los niños enfermos. "Cuando uno tiene semejantes «guerreros» adelante, se siente orgulloso. ¿Verdad mamás? ¿Verdad padres y abuelos? Verlos a ustedes, nos da fuerza, nos da ánimo para tener confianza, para seguir adelante".+

Texto completo de las palabras del Papa Francisco