Viernes 12 de agosto de 2022

Francisco instó a los adolescentes a no perder nunca la esperanza

  • 14 de enero, 2016
  • Ciudad del Vaticano
En su mensaje para el Jubileo de la Misericordia de la niñez, que se celebrará en Roma entre el 23 y 25 de abril con el lema "Crecer misericordioso como el Padre", el papa Francisco instó a los adolescentes que viven en situaciones de guerra o pobreza extrema a no perder la esperanza, e invitó a todos a ser protagonistas de este año jubilar. "Ofrezcan su tiempo, preocúpense siempre de quienes les piden ayuda. Sean valientes y vayan contracorriente, sean amigos de Jesús, que es el Príncipe de la Paz", les pidió a los adolescentes de 13 a 16 años.
Doná a AICA.org
En su mensaje para el Jubileo de la Misericordia de la niñez, que se celebrará en Roma entre el 23 y 25 de abril con el lema "Crecer misericordioso como el Padre", el papa Francisco instó a los adolescentes que viven en situaciones de guerra o pobreza extrema a no perder la esperanza.

"No me olvido de ustedes, chicos y chicas que vivís en situaciones de guerra, de pobreza extrema, de penurias cotidianas, de abandono. No pierdan la esperanza, el Señor tiene un gran sueño que quiere hacer realidad con ustedes", subrayó el pontífice.

"Ustedes amigos y compañeros que viven en condiciones menos dramáticas se acuerdan de ustedes y se comprometen a que la paz y la justicia lleguen a todos. No crean a las palabras de odio y terror que se repiten a menudo; por el contrario, construyan nuevas amistades", agregó.

El pontífice argentino instó a los adolescentes de entre 13 y 16 años a que "ofrezcan su tiempo, preocúpense siempre de quienes les piden ayuda. Sean valientes y vayan contracorriente, sean amigos de Jesús, que es el Príncipe de la Paz".

En el mensaje fechado el 6 de enero, el Obispo de Roma destacó que "la Iglesia está viviendo el Año Santo de la Misericordia, un tiempo de gracia, de paz, de conversión y de alegría que concierne a todos: grandes y pequeños, cercanos y lejanos".

"No hay fronteras ni distancias que puedan impedir a la misericordia del Padre llegar a nosotros y hacerse presente entre nosotros. Ahora, la Puerta Santa ya está abierta en Roma y en todas las diócesis del mundo", aseguró.

Francisco indicó que "este tiempo precioso también les atañe a ustedes, queridos jóvenes, y yo me dirijo a ustedes para invitaros a participar en él, a ser protagonistas, descubriendo que son hijos de Dios".

"El Jubileo es todo un año en el que cada momento es llamado santo, para que toda nuestra existencia sea santa. Es una ocasión para descubrir que vivir como hermanos es una gran fiesta, la más hermosa que podamos soñar, la celebración sin fin que Jesús nos ha enseñado a cantar a través de su Espíritu", recordó.

"El Jubileo es la fiesta a la que Jesús invita a todos, sin distinciones ni excepciones. Por eso he querido vivir también con vosotros algunas jornadas de oración y de fiesta. Por tanto, os espero el próximo mes de abril", sostuvo.

Por último, Francisco expresó: "Ya sé que no todos podrán venir a Roma, pero el Jubileo es verdaderamente para todos y se celebrará también en sus iglesias locales. Todos están invitados a este momento de alegría. No preparen sólo mochilas y pancartas, preparen especialmente su corazón y su mente".+