Lunes 22 de abril de 2024

Ángelus del Papa: 'Construyamos nuestra casa' con Dios

  • 3 de marzo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En el tercer domingo de Cuaresma, el Papa recordó que este Tiempo nos ayuda a construir un mayor sentido de hogar con Dios a través de la oración, la confianza y la intimidad.
Doná a AICA.org

En la cita del Ángelus del domingo 3 de marzo, tercero del Tiempo de Cuaresma, el Papa Francisco afirmó que "nuestro viaje de Cuaresma" nos ayuda a construir un mayor sentido de hogar con Dios fortaleciendo nuestra relación a través de la oración, la confianza y la intimidad, al mismo tiempo que construimos compañerismo y fraternidad con nuestros hermanos y hermanas.

Dirigiéndose a los visitantes y peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, el pontífice reflexionó sobre el Evangelio dominical del día que narra el episodio en el que Jesús expulsó a los mercaderes del templo, amonestando a todos diciendo: "Dejen de hacer de la casa de mi Padre una mercado."

Mentalidad de mercado y hogar
El Santo Padre examinó cómo nuestro acercamiento al Señor difiere dependiendo de si tenemos una mentalidad de mercado o de hogar. El enfoque de mercado del culto en el templo recuerda cuando bastaba con comprar un cordero y consumirlo sobre las brasas del altar para estar bien con Dios, explicó, un proceso de compra, pago y consumo.

La idea de entender el templo como un hogar implica más bien lo contrario, donde uno va allí para encontrarse con el Señor y acercarse a Él y a nuestros hermanos y hermanas como una comunidad que comparte alegrías y tristezas. Añadió que el enfoque de mercado, por el contrario, requiere hacer cálculos, negociar precios y buscar los propios intereses, pero el enfoque de hogar se trata de don mutuo y gratuito en amor y fraternidad sin fijar precios ni medirlos.

El templo como nuestro hogar
La acción celosa de Jesús narrada en el Evangelio de hoy muestra cómo el Señor no acepta el "mercado-templo" que reemplaza a la "casa-templo", explicó el Papa, añadiendo que el enfoque del mercado crea una actitud distante y "mercenaria". relación con Dios mientras que el hogar comprende una relación íntima y confiada con el Señor como en una familia amorosa. Subrayó que el Señor vino a traer comunión con Él y entre nuestros hermanos y hermanas. “Cristo vino a traer comunión, misericordia y cercanía”

Construir nuestros hogares con Dios
Nuestro camino cuaresmal nos llama a construir un mayor sentido de hogar en nosotros mismos y en todo nuestro alrededor, continuó el Papa, primero hacia Dios a través de la oración, "como niños que llaman con confianza a la puerta del Padre sin cansarse". Luego, construyendo la fraternidad con nuestros hermanos y hermanas, añadió, "hay una gran necesidad de ello".

Y observó cómo en nuestra vida cotidiana nos encontramos a menudo con aislamiento o con lo que en muchos lugares parece ser una atmósfera hostil. Sugirió que examinemos la naturaleza de nuestras relaciones con los demás y si damos el primer paso para derribar muros de silencio o salvar el vacío que existe entre nosotros. También recomendó que miremos nuestra vida de oración, ya sea que la tratemos simplemente como un deber de pago mientras miramos el reloj, o como un tiempo de abandono confiado en el Señor.

“Que María nos ayude a “construir un hogar” con Dios, entre nosotros y a nuestro alrededor”, concluyó.+