Miércoles 7 de diciembre de 2022

Francisco: El diálogo es "el oxígeno de la paz"

  • 9 de noviembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En la audiencia general de este miércoles, el Papa destacó que su reciente visita a Barhéin tenía como objetivo propiciar un "diálogo, encuentro y camino".
Doná a AICA.org

El papa Francisco recordó este miércoles 9 de noviembre, durante la audiencia general, los momentos salientes de su reciente viaje a Barhéin. Un viaje a una tierra de mayoría islámica que tuvo un triple objetivo: “Diálogo, encuentro y camino”.

El pontífice explicó que el motivo de la visita a Barhéin fue la invitación ofrecida por el rey a un foro sobre el diálogo entre Oriente y Occidente para así descubrir “la riqueza de quien pertenece a otras gentes, otras tradiciones, otros credos”, así como elegir el camino del encuentro y rechazo del enfrentamiento.

Al respecto subrayó Francisco que las naciones deben avanzar en su acercamiento al mundo, y no tender al aislamiento que impide el diálogo que es “el oxígeno de la paz”. En este sentido, el Papa hizo referencia al Concilio Vaticano II, que establece que la construcción de la paz exige que los hombre amplíen “su mente y su corazón más allá de los límites de su propia nación, dejando de lado todo egoísmo nacional y toda ambición de supremacía sobre otras naciones, y alimentando, en cambio, un profundo respeto por toda la humanidad".

Francisco compartió que en Bahréin sintió el deseo de que los responsables religiosos y civiles de todo el mundo miren “más allá de los propios confines, de las propias comunidades para cuidar del conjunto” como elemento esencial para “afrontar ciertos temas universales como el olvido de Dios, la tragedia del hambre, la custodia de la creación, la paz”.

En cualquier caso, el pontífice consideró que este diálogo es inviable sin el encuentro. Por ello, mostró su esperanza de que entre cristianos y musulmanes haya cada vez mayores vínculos: “Sin acogida el diálogo queda vacío”, sostuvo.

Para lograr este encuentro, el Santo Padre hizo alusión al “camino” que es necesario recorrer. Al hilo de esta idea, aseguró que el viaje a Bahréin no se trató de un episodio aislado, sino que formaba parte de un recorrido ya iniciado por el papa san Juan Pablo II cuando viajó a Marruecos.

Para Francisco, su estadía en Bahréin “representó un nuevo paso en el camino entre creyentes cristianos y musulmanes: no para confundirnos o aguar la fe, sino para construir alianzas fraternas en el nombre del padre Abraham, que fue peregrino en la tierra bajo la mirada misericordiosa del único Dios del Cielo, Dios de la paz”, subrayó.

Al final de su mensaje, Francisco llamó al Pueblo de Dios a ampliar horizontes, “a abrirnos y ampliar los intereses, a dedicarnos al conocimiento de los otros. Porque el camino de la fraternidad y de la paz, para proceder, necesita de todos y cada uno. ¡La Virgen nos ayude en esto!”, exhortó.+