Jueves 2 de diciembre de 2021

Francisco bautizó al hijo de un cartonero

  • 2 de noviembre, 2015
  • Ciudad del Vaticano
Sergio Sánchez tuvo la gracia y la alegría de que el Papa bautice a su hijo, a quien llamó Francisco. Este trabajador es uno de los representantes del Movimiento de Cartoneros Argentinos, una entidad con la que Jorge Bergoglio trabó relación en 2005, cuando estaba al frente de la arquidiócesis de Buenos Aires.
Doná a AICA.org
Sergio Sánchez tuvo la gracia y la alegría de que el Papa bautice a su hijo, a quien llamó Francisco. Este trabajador es uno de los representantes del Movimiento de Cartoneros Argentinos, una entidad con la que Jorge Bergoglio trabó relación en 2005 a quien dio su apoyo para evitar el trabajo infantil en el sector del reciclado y organizarse con emprendimientos de la economía popular.

El primer hijo del "cartonero del Papa" nació el 20 de marzo pasado y tiempo atrás escribió al Santo Padre para que lo bautizara. "El nene estuvo tranquilo, se portó bien", contó Sánchez que se presentó en el Vaticano orgullosamente vestido de cartonero.

"A Francisquito tampoco lo vestimos de gala, sino de trabajador, con un pantalón y una camisita blanca, normal", agregó, sin ocultar su felicidad. "El bautismo de Francisquito no es sólo importante para mi familia, para mi señora, sino que es importante para todo el pueblo. Porque es volver a la Argentina, que vive un momento de cambio y de incertidumbre y poder compartir su aliento a nuestra lucha por los excluidos", comentó el reciclador urbano.

El Papa, además de ungir la frente y el pecho del bebe con los santos óleos, también ungió las manitos del pequeño Francisco Sánchez, en una nueva señal de la importancia de que haya un trabajo digno para todos, como él mismo explicó durante la ceremonia.

Fue una celebración muy íntima, llevada a cabo en la capilla de la Casa Santa Marta. Participaron Juan Grabois, padrino del bebé y militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, y el padre jesuita Michael Czerny, miembro del Pontificio Consejo de Justicia y Paz.

El cartonero Sánchez estuvo en Roma también el 19 de marzo de 2013, el día en que Francisco inició su ministerio petrino. Sorprendió a los presentes y a la prensa internacional por estar vestido con su ropa de trabajador.

El trabajador dijo vio al obispo de Roma muy bien y contó que le dio los nombres de algunos para que rezara por ellos. "También le hablé de una granja de rehabilitación en la que estamos trabajando y me dijo que me va a dar una carta para los chicos, para alentarlos en su lucha", dijo el cartonero.

"Cuando me ve, Francisco siempre se ríe. Y me pidió que sigamos rezando por él, que sigamos fortaleciendo a los pueblos nuestros y que sigamos trabajando para que no haya más exclusión social", dijo Sánchez.+