Viernes 3 de diciembre de 2021

Festejos de los 80 años de la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo

  • 26 de octubre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Las celebraciones en el templo del barrio porteño de Vélez Sarsfield comenzaron con la llegada de la imagen peregrina de San José y finalizarán el domingo con la misa presidida por el cardenal Poli.
Doná a AICA.org

Los festejos por los 80 años de la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo, del barrio porteño de Vélez Sarsfield, comenzaron el lunes 25 de octubre con la llegada de la imagen peregrina de San José de Flores al templo de Cardoso 242.

El programa se inició con la recepción de la imagen por parte de los alumnos del Instituto Berthier, y de los colegios del barrio, y proseguirá durante la semana con celebraciones que concluirán el próximo domingo 31, a las 11, con la misa del aniversario presidida por el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires.

En tanto, a las 19, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Juan Carlos Ares, tendrá a su cargo la celebración eucarística en la que se despedirá a la imagen peregrina de San José de Flores.

Desde hoy hasta el 29 de octubre la imagen de San José visitará el colegio del Espíritu Santo y los institutos Berthier y Santísimo Sacramento, mientras que el viernes a las 20 se realizará una procesión con antorchas por el barrio presidida por la imagen peregrina del santo y el Cristo del Calvario.

En el marcco de los festejos, el próximo domingo, tras la misa de las 11, la Orquesta de la Prefectura Naval Argentina ofrecerá un concierto.

La historia pastoral de la zona nació entre quintas y pocas casas en torno a la que se levantaron carpas para los sacerdotes, en Ramón Falcón y Mozart. En ese marco comenzó la evangelización que avanzó, en 1938, con la erección parroquial bajo la advocación de Nuestra Señora del Buen Consejo, dispuesta por el entonces arzobispo de Buenos Aires, monseñor Santiago Luis Copello.

Era una capilla provisoria y alquilada en la calle Corro, atendida por los religiosos agustinos de El Escorial (España), que a los dos años debieron regresar a su tierra por la Guerra Civil en la que murieron muchos sacerdotes. Pero además de catequesis, bautismo, atención a los enfermos y grados iniciales de la escuela, llegaron a comprar un terreno en la calle Cardoso, en la que hoy se erige el templo.

Mas tampoco fue fácil levantar el edificio, pese al esfuerzo de los Misioneros de la Sagrada Familia, quienes reemplazaron a los españoles: a las tres semanas de hacerse cargo debieron abandonar el lugar en la calle Corro, desalojados, pues había concluido el contrato. 

No obstante, los religiosos lograron instalarse en una casa de tres ambientes de Bacacay 4747, en la que apenas cabían para las celebraciones unos diez bancos y el viejo armonio portátil. En ella, con modificaciones edilicias, permanecieron con su tarea pastoral hasta enero de 1941.

Entonces, a lo largo de ese año, se concluyó la construcción actual de una sola nave con techo abovedado, revestido de madera, que ofrece de frente la figura de Nuestra Señora del Buen Consejo con su Hijo.

Desde 2007 la parroquia es administrada por el arzobispado de Buenos Aires y su actual párroco es el presbítero Alejandro Seijo.

Más información en Facebook Parroquia Nuestra Señora Del Buen Consejo.+