Martes 16 de agosto de 2022

Falleció un sacerdote de la diócesis de Goya

  • 27 de junio, 2022
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Mediante un comunicado, el obispado comunicó el fallecimiento del presbítero Raimundo Romero que ocurrió durante la noche del domingo y tras estar internado en un sanatorio local.
Doná a AICA.org

El obispado de Goya comunicó el fallecimiento del presbítero Raimundo Romero, párroco de San José Obrero, ocurrido el 26 de junio en un sanatorio local. El obispo diocesano, monseñor Adolfo Ramón Canecín, presidió la misa de cuerpo presente el 27. Fue sepultado en el cementerio La Soledad.

El padre Raimundo Romero nació en Goya el 30 de agosto de 1940 y creció en el seno de una caracterizada familia goyana, sencilla y de profunda fe. Era hijo de Simona Flores y de Heraclio Romero. Realizó sus estudios primarios en la conocida Escuela del Sur (General José de San Martín).

En 1955, acompañado por el presbítero Inocencio Yacobelli, Romero cruzó en balsa el río Paraná hasta Reconquista (Santa Fe) y desde allí rumbo a Buenos Aires para ingresar al Seminario de los Misioneros Redentoristas en Bella Vista, donde cursó el secundario y su postulantado.

Realizó su profesión religiosa temporal en Manuel Ocampo (Buenos Aires) el 2 de febrero de 1961 y en 1962 pasó al Convento "San Alfonso" en Villa Allende (Córdoba), donde efectuó sus estudios superiores y experiencias de servicio a los pobres, particularmente en el barrio del Padre Luchesi.

Realizó su profesión religiosa perpetua el 6 de marzo de 1964 y recibió el orden del diaconado el 18 de diciembre de 1965. El sábado 2 de julio de 1966 fue ordenado sacerdote por el entonces obispo de Goya, monseñor Alberto Devoto, en la parroquia La Rotonda. Celebró su primera misa el 3 de julio de 1966.

Tras varios destinos y misiones, cuando alcanzó 10 años de sacerdocio fue incardinado en la diócesis de Goya, tiempos que no fueron fáciles para las tareas evangelizadoras, muy marcadas por la historia. En el mencionado territorio,  sus destinos pastorales fueron en las ciudades de Esquina, Pueblo Libertador, Mercedes y Goya. También estuvo en El Soberbio (Misiones) y Caseros (Buenos Aires).  Tuvo la oportunidad de visitar Tierra Santa.

A su regreso fue destinado a la parroquia Nuestra Señora de Fátima, Villa Córdoba, Santa Lucía y atendió las capillas de la zona rural. Luego fue vicario parroquial de Nuestra Señora de Itatí, en donde le fueron encomendadas las comunidades rurales "Nuestra Señora de Itati" y de Paraje Álamo en la segunda sección rural.  Actualmente su destino era Mercedes, Corrientes.

El "padre Raimundo" como se le conocía, “fue un hombre fiel a Jesucristo, que honró a María Virgen y Madre.  Fue sencillo, de silencio, entregado a la oración y su opción de vida fue la pobreza y, con enfoque catequístico baja a su predicación misionera, la acción por la defensa de la vida y la justicia social”, indicaron en el obispado de Goya.+