Lunes 25 de octubre de 2021

Etiopía: Al menos 25 salesianos atrapados en medio de la guerra

  • 10 de diciembre, 2020
  • Addis Abeba (Etiopía) (AICA)
Varias semanas sin comunicaciones con la región de Tigray, en el norte de Etiopía. Semanas de violencia y sin noticias de los salesianos que trabajan en la zona.
Doná a AICA.org

Veinticinco misioneros Salesianos están bloqueados sin comunicaciones en la región del Tigray, en el norte de Etiopía, en el centro del enfrentamiento entre soldados regulares y milicias del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF).

Van varias semanas sin comunicaciones con la región de Tigray, en el norte de Etiopía. Son semanas de violencia y sin noticias de los 25 salesianos que trabajan en cuatro presencias en esta zona del país: Macallè, Adigrat, Shire y Adua. Mientras tanto, miles de etíopes, muchos de ellos niños y niñas, continúan cruzando las fronteras de Sudán para escapar de la violencia.

El Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF, en inglés), ha decidido celebrar en septiembre elecciones generales en la región, las que el gobierno central había decidido posponer debido a la pandemia. El gobierno central de Addis Abeba, encabezado por Abiy Ahmed, consideró ilegal el acto y así el 4 de noviembre, en respuesta al ataque sufrido desde una base militar -dice el gobierno central- declaró la guerra al gobierno regional de Tigrinya, en el norte del país. El conflicto también ha adquirido una dimensión internacional por la crisis de refugiados que está generando y por el lanzamiento de un misil desde Tigray hacia la capital de Eritrea, Asmara.

La situación de violencia en el norte del país se suma a las consecuencias de la pandemia: las plagas de las langostas y las inundaciones que este año han dañado muchas zonas de Etiopía.

“Estamos viviendo un momento muy difícil. La cuarentena ha hecho sufrir a muchas personas por la falta de alimentos y suministros médicos y ahora que las escuelas reabrían sus puertas, el conflicto entre el gobierno federal y el de la región de Tigray está complicando la supervivencia de las personas y obligando muchos a huir a Sudán”, explicó el sacerdote salesiano que coordina la Oficina de Planificación y Desarrollo local, (PDO, en inglés), según informó la agencia de Información Salesiana (ANS).

La preocupación internacional ahora se centra en la situación del medio millón de personas que viven en la capital de Tigray, Macalle, en el número no definido de víctimas ya causadas en los enfrentamientos, pero también en las más de 200.000 personas que podrían cruzar las fronteras de Sudán en los próximos días. Las Naciones Unidas estima que cientos de miles de menores pueden necesitar ayuda humanitaria en esta región etíope, debido a la falta de electricidad, combustible, alimentos, agua y la interrupción de todo tipo de conexiones y comunicaciones.

En el país hay 14 presencias salesianas, de las cuales cuatro están en la región del conflicto. En estas cuatro casas salesianas trabajan los 25 sacerdotes de Don Bosco, que atienden directamente a más de 5.000 niños y jóvenes sin olvidar a miles de familias que ayudan y acompañan, directa o indirectamente.

“No tenemos comunicación con nuestras cuatro comunidades del norte. No conocemos su situación y estamos muy preocupados”, añadió el salesiano encargado de la PDO.

Uno de los misioneros del que no hay noticias es el español Alfredo Roca, de Barcelona, que tiene 87 años. “Lleva muchísimos años aquí, llegó en los años 80; ya había estado durante la guerra contra el gobierno comunista de Mengistu y en el conflicto contra Eritrea, y lamentablemente tiene bastante experiencia en estas situaciones”, contó un misionero de Addis Abeba a la cadena de radio española COPE.

Los salesianos de la casa "Niños Don Bosco" en Addis Abeba también expresan su preocupación. “Les pedimos que recen para que prevalezca el sentido común y para que los responsables lleguen a un acuerdo pacífico. Ya se ha derramado mucha sangre en vano y demasiada gente ha tenido que dejar todo y huir a Sudán como refugiados”, explicaron. +