Martes 9 de agosto de 2022

Estados Unidos: Tristeza y oración del Papa por las víctimas del tornado

  • 13 de diciembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco, tras el dolor expresado ayer en el Ángelus, también hoy, con un telegrama, quiso acercarse a las poblaciones golpeadas por las tormentas que afectaron a seis estados del Medio Oeste.
Doná a AICA.org

El papa Francisco expresó este lunes su cercanía a quienes en los Estados Unidos están sufriendo la devastación por el paso de una serie de tornados sin precedentes. En un telegrama firmado por el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, dirigido al presidente de los obispos estadounidenses, monsepor José Gómez, arzobispo de Los Ángeles, el pontífice expresa "tristeza por el impacto devastador de los tornados que azotaron estos días el centro y sur de Estados Unidos". 

Francisco reza para que "Dios Todopoderoso conceda paz eterna a los que muerion, consuelo a los que lloran sus pérdidas y fuerza a todos los que se vieron afectados por esta inmensa tragedia". 

El Papa no deja de agradecer a los rescatistas su incansable esfuerzo y a todos los que se involucran en la asistencia a los heridos, las familias de luto y las personas sin hogar.

El telegrama finaliza con una invocación a Dios para que conceda a todos "fuerza" y "perseverancia generosa" en el servicio de sus hermanos.

Un balance dramático
Mientras tanto, las noticias de Estados Unidos siguen siendo dramáticas. El número de muertos, explican las autoridades, está destinado a aumentar drásticamente, porque todavía hay muchos desaparecidos. Las operaciones de rescate y la búsqueda de otros supervivientes atrapados continúan sin descanso entre los escombros de pueblos y aldeas en gran parte arrasados. 

La devastación afectó no solo a Kentucky, sino también a Illinois, Tennessee, Arkansas, Missouri y Mississippi. El número de muertos podría superar las 100, mientras que los daños son incalculables, pero aún es demasiado pronto para aventurar estimaciones y hablar de reconstrucción. 

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, declaró el estado de emergencia, enviando ayuda masiva en términos de recursos federales y hombres de la Guardia Nacional a las regiones afectadas. Sigue existiendo el problema de las estructuras e infraestructura estadounidenses en gran parte obsoletas, incapaces de resistir la onda expansiva de los fenómenos climáticos extremos. 

La oración de los obispos
"Es desgarrador ver la destrucción y la devastación provocadas por los tornados", dijo el arzobispo de Los Ángeles, monseñor José H. Gómez, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, y el arzobispo de Oklahoma City, monseñor Paul S. Coakley, presidente de la Comisión de Justicia y Desarrollo Humano de los Estados Unidos, comentando los hechos de las últimas horas. 

“Durante este período de Adviento, en el que esperamos con alegría el nacimiento de nuestro Señor, oramos por los heridos, por los que perdieron la vida y por sus familias y comunidades en duelo”. 

"Que los afectados por estas tormentas encuentren paz, consuelo y esperanza en nuestra fe y en el amor infinito de Dios. También oramos por los rescatistas y por los que comenzaron a atender las necesidades de los afectados en estas comunidades”. 

“Encomendamos a la Virgen a todos nuestros hermanos en dificultad y le pedimos que siga protegiéndolos e intercediendo para consolar a los que sufren”. 

En la nota hay una invitación para apoyar el trabajo de Catholic Charities USA. "Unámonos en oración como comunidad católica por todo el sufrimiento causado por este desastre", dijo el obispo de Owensboro, monseñor William Medley. El prelado organizó una colecta especial entre parroquias durante las misas de este domingo para apoyar a los afectados y ahora evacuados.

Además de los seis estados afectados por los tornados, otras áreas de Estados Unidos podrían verse amenazadas en las próximas horas. El mal tiempo se está moviendo hacia el este, desde el norte de Louisiana hasta Ohio, donde se esperan tormentas eléctricas, incluso muy severas. Todo el país está conmocionado, al tiempo que los operativos de rescate están en pleno funcionamiento y las intituciones de protección civil están en alerta.+