Miércoles 29 de junio de 2022

España: Lamentan que la Ley del Aborto apruebe "el derecho" de eliminar "una vida nueva"

  • 18 de mayo, 2022
  • Madrid (España) (AICA)
El secretario general del episcopado español pide "un paso adelante en la propuesta de la defensa de la vida, en el apoyo a las madres embarazadas que sufren cualquier tipo de dificultad".
Doná a AICA.org

“La defensa y la promoción de la vida es una de las fuentes de civilización”, expresó el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, en un video en el que se pronuncia frente a la aprobación, este martes 17 de mayo, del proyecto de Ley del Aborto.

“Es una de las líneas rojas que expresan la salud moral, la esperanza de un pueblo, defender y promover la vida. Por eso nos parece una mala noticia que el Gobierno haya aprobado un proyecto de ley en el que se sigue afirmando el derecho al aborto, es decir, el derecho del fuerte sobre el débil a la hora de eliminar una vida nueva y distinta que existe en el seno de la madre”.

La nueva norma expone la práctica del aborto para chicas de 16 y 17 años sin la obligación de contar con el permiso de los padres, abortos garantizados en la sanidad pública, bajas laborales por reglas dolorosas o bajas preparto desde la semana 39 de gestación.

Éstas son algunas de las principales novedades que trae el anteproyecto de ley impulsado por el Ministerio de Igualdad de Irene Montero que reforma esta norma que es más amplia porque, además, regula nuevos derechos y obligaciones relacionados con la salud sexual y reproductiva.

El obispo auxiliar de Valladolid recordó que desde que se aprobó la primera ley que trató de regular el aborto, “mal llamado interrupción del embarazo” en nuestro país, “los avances de la ciencia nos hacen poder afirmar con toda fuerza que en el seno de una mujer embarazada existe una nueva vida que es preciso cuidar, acoger”.

Para ello, asegura, “hay que defender a la madre y ofrecer condiciones económicas, laborales o de vivienda para que exista la posibilidad de acoger a esta nueva vida que va a dar a luz”.

Por todo ello, subrayó, es “tan importante que, como sociedad, como Iglesia, demos un paso adelante en la propuesta de la defensa de la vida, en el apoyo a las madres embarazadas que sufren cualquier tipo de dificultad que pudieran hacer entrar en dudas sobre la viabilidad de su embarazo”. 

Una sociedad que defiende la vida “desde el seno de la madre”, destacó, “forma parte de la existencia, muestra la salud moral de una sociedad y la esperanza en construir un futuro de bien común”.+