Sábado 27 de noviembre de 2021

España: Beatifican a los 127 mártires de Córdoba asesinados en la Guerra Civil

  • 16 de octubre, 2021
  • Córdoba (España) (AICA)
El Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, cardenal Marcello Semeraro, presidió este sábado la celebración junto con monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba (España).
Doná a AICA.org

El cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, presidió este sábado 16 de octubre, en la mezquita-catedral de Córdoba (España) la celebración de la beatificación del padre Juan Elías Medina y 126 compañeros mártires que fueron asesinados por odio a la fe durante la persecución religiosa que tuvo lugar en España durante la Guerra Civil Española (1936-1939).

Concelebró la Eucaristía el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández.

La beatificación de los mártires es el resultado de un proceso de quince años de trabajo iniciado por el anterior obispo de la ciudad andaluza, monseñor Juan José Asenjo, en 2006. A lo largo de la investigación se recogieron más de 600 declaraciones de 315 testigos, plasmados en casi media centena de libros. Este compendio fue enviado a la Santa Sede para su aprobación por parte del papa Francisco, hecho que se ratificó el 17 de noviembre de 2020.

Esta causa de beatificación cuenta con 115 hombres y 12 mujeres que murieron con fama de santidad por defender sus principios cristianos y morir perdonando a sus verdugos. Fueron 79 sacerdotes y 39 laicos, 5 seminaristas, 3 religiosos y una religiosa.

En su homilía el cardenal Semeraro recordó que “mientras que nos anuncia el odio del mundo, Jesús nos recuerda su amor de predilección, el amor misericordioso con el que nos ha elegido”. 

“Un término -dijo- que no quiere decir solo ser seleccionado”, sino que se trata “un gesto de salvación”.

El cardenal también aseguró que “la palabra de Jesús quiere recordarnos su cercanía. “Ustedes no son del mundo” pretende asegurarnos que Él siempre nos ve como sus amigos, sus discípulos, sus hermanos”.

El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos agregó que “la muerte y la vida se batieron en un duelo asombroso, el Señor de la vida reina muerto. Certeza que animó a nuestros mártires, muchos de los cuales mientras eran asesinados gritaban ‘¡Viva Cristo Rey!’”.

En ese sentido recordó que el grupo de mártires beatificado es “una apropiada ocasión para contemplar el nutrido grupo de mártires que hoy la iglesia declaró beatos, es un grupo que nos pone delante una variedad de perfiles humanos. Una riqueza y profundidad de espiritualidad, a veces también con profundas raíces en las ciencias teológicas expresadas en la multiplicidad de las experiencias cotidianas. Antes de alcanzar la cima del martirio que sella con su sangre toda su existencia”.+