Sábado 25 de septiembre de 2021

Entronizaron una imagen de Brochero en Tanzania

  • 13 de mayo, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
"Que Brochero esté en África, nos llena de gozo, de emoción" ver que su figura y su devoción se va extendiendo, expresó el delegado para las Causas de los Santos sobre la entronización de la imagen.
Doná a AICA.org

Trasladada desde Córdoba por el sacerdote Diego Cano IVE, la imagen del Santo Cura Brochero llegó al África y fue entronizada en Tanzania el 8 de mayo, en el marco de la misión de Ushetu.

El obsequio fue encargado por el grupo “Los amigos de Brochero”, al escultor Julio Incardona, oriundo de Alta Gracia, y fue especialmente diseñado para soportar el largo viaje hacia el país africano. Fue entregado por el grupo al padre Cano en el Salón del Peregrino, de Villa Cura Brochero, y desde allí partió en peregrinación hacia la misión de la que el sacerdote forma parte.

El delegado para las Causas de los Santos y obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, quien se desempeñó también como obispo de Cruz del Eje, tierra brocheriana, y estuvo al frente de su causa de canonización, expresó: “Una de las alegrías grandes cuando se canonizó al Santo Cura Brochero, es que la Iglesia propone la vida de un santo a toda la Iglesia, no sólo a un lugar, como cuando era beato su culto estaba destinado a Villa Cura Brochero, a Córdoba, a la Argentina, mientras que al ser Santo, su culto se extiende a toda la Iglesia universal”.

“Nos llena de emoción ver que su figura, su devoción, su vida y su obra se van extendiendo por España, Italia y por tantos lugares”, y ahora también llevado por sacerdotes argentinos a Tanzania. “Que Brochero esté en África nos llena de gozo, porque nos sentimos cerca, aunque lejos en kilómetros, pero cerca del continente africano. Me emociona ver la imagen del Cura Brochero, de la Virgen de Luján, imágenes tan nuestras en países tan lejanos”, reconoció.

“Todo esto produce en mí emoción, gratitud, también saber que Brochero va a ir llegando, ya no con su mula Malacara sino con otros medios a distintos lugares, otros territorios. Donde en distintos corazones a lo largo y ancho de este mundo tan sufrido, tan dolido, Brochero tendrá también ese mensaje que alienta, esa alegría que desborda, ese humor cordobés, ese abrazo, esa palabra de consuelo”.

La entronización se produjo a nueve años del reconocimiento, por parte de la junta médica en Roma, del supuesto milagro hasta ese momento y que luego confirmaría el Santo Padre, que dio origen a la beatificación del hoy Santo Cura Brochero. “En este marco, a nueve años de ese momento y también del mismo año en que el papa Benedicto XVI firmaba el decreto que posibilitaba la pronta beatificación de nuestro querido amigo, es una alegría también que podamos en este contexto, tener esto que nos cuentan y nos envían desde Tanzania”.

La devoción al Santo Cura Brochero en Tanzania
Primero fue una estampa del primer santo nacido y fallecido en la Argentina, a poco de su beatificación. Al poco tiempo, una capilla dedicada a él, con una pequeña imagen. Este 2021, enterados de que el cura cordobés que decía que “Dios es como los piojos, está en todos lados, pero prefiere a los más pobres”, ganaba devotos entre los tanzanos.

Así fue que el Grupo Amigos de Brochero y el artista Julio Incardona motorizaron la posibilidad de que el padre Diego Cano, de San Luis, sacerdote en la misión desde 2013, pueda llevarse una imagen a una mayor escala, de 1.70 m.

En su realización, con el objetivo de que fuera lo más fiel posible a la que realizó para acompañar la tumba del Santo en su santuario de Villa Cura Brochero, el artista empleó plástico en vez de hierro y distintos materiales que permitieran soportar el viaje.

La entrega fue el Domingo de Ramos, a principios de abril, en las Altas Cumbres cordobesas, los parajes originarios de Brochero. Y junto con la imagen, viajaría una reliquia de primer grado.

En vez de remotos parajes, este viaje del Cura Brochero tuvo como escalas aeropuertos. Casi un milagro, como describió el padre Cano en el “Diario de un Misionero en Tanzania”, que las dos maletas en las que iban las partes de la imagen hayan llegado bien a su destino.

La entronización fue el Día de la Virgen de Luján. Y además de la reliquia, la imagen fue acompañada por una de la Patrona de la Argentina, a la que el padre Cano visitó en Luján antes de embarcarse hacia Tanzania.

El cura gaucho solía ser referido como un santo cordobés. Desde su canonización, está claro que es de la Iglesia en el mundo entero y el gentilicio local es afectuoso y descriptivo de su origen, pero no de su destino.+