Lunes 22 de julio de 2024

Mama Antula, doctora honoris causa de la Universidad Nacional de Santiago del Estero

  • 28 de septiembre, 2023
  • Santiago del Estero (AICA)
María Antonia de Paz y Figueroa es la primera beata latinoamericana en recibir esta distinción, otorgada por una universidad pública. El diploma fue recibido por Mons. Vicente Bokalic.
Doná a AICA.org

María Antonia de Paz y Figueroa, más conocida como Mama Antula, recibió el 26 de septiembre el título de Doctora Honoris Causa en la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), en una ceremonia emotiva de la que participaron autoridades nacionales y locales, la comunidad santiagueña y seguidores de la beata.

Estuvieron presentes el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; la presidenta provisional del Senado, Claudia de Zamora; y la intendente Norma Fuentes, junto a ministros del gabinete provincial y municipal.

El obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic, y las escritoras Nunzia Locatelli y Cintia Suárez recibieron de manos del rector de la UNSE, Héctor Paz, los atributos conferidos, la medalla, el diploma y la resolución que la convierte en doctora honoris causa.

En sus mensajes, dieron a conocer la historia de Mama Antula, facetas desconocidas de su vida como intelectual y las características únicas que la hicieron beata y amada por el pueblo santiagueño, posiblemente futura santa.

Suárez hizo una semblanza de la flamante doctora en cuanto actora de la historia y claro ejemplo para la sociedad actual por sus valores. “A todo esto, hay que sumar el reconocimiento de Mama Antula como la primera escritora rioplatense”, añadió.

También destacó que Mama Antula fue una de las pocas mujeres que tuvo acceso a la educación en pleno siglo XVIII y gracias al conocimiento pudo llevar adelante un ambicioso proyecto como fue volver con la actividad de los jesuitas que había sido prohibida por el rey Carlos III y el papa Clemente XIV en 1767.

La escritora señaló que “como santiagueños, en Mama Antula encontramos una embajadora que ha llevado nuestra identidad a todas partes del mundo”.

Por su parte, Locatelli relató cómo fue el hallazgo en el Archivo del Estado de Roma de un corpus imponente de 300 cartas manuscritas de la beata. De estas epístolas se extraen escenas de la vida cotidiana del siglo XVIII, en el contexto colonial en que vivió Mama Antula.

“El tenor de las cartas es en tono coloquial en la narrativa de las misivas se ve una acción más que un pensamiento místico o religioso”, indicó, agregando que “estamos frente a la mayor epistológrafa del período hispánico del Plata. No solamente es capital el rol de esta mujer en la literatura epistolar del período por el conjunto de sus cartas, sino por otro valor agregado fundamental: ninguna escritora ni escritor nacido en el Plata alcanzó la difusión mundial que alcanzaron las epístolas de María Antonia, traducidas a las más importantes lenguas modernas: francés, italiano, inglés, alemán y al latín, para mayor universalidad de su difusión”.

A su vez, la escritora italiana remarcó: “Estamos ante una mujer santiagueña con proyectos internacionales, que demuestra una gran ambición, con una perspectiva muy clara, que no se conforma con poco, quiere todo, y de suma calidad.”

Por su parte, monseñor Bokalic destacó la figura de Mama Antula como “esa mujer que también se llenó de la Palabra de Dios que, apasionada, salió a predicar a todos, sin distinción alguna”.

“Ese es el hermoso ejemplo de una tarea pastoral, en medio de una sociedad con discriminación y separación; un hermoso testimonio evangelizador”, agregó.

El proyecto de investidura fue iniciado en 2018 por la licenciada en Periodismo Cintia Suárez, y desde un primer momento contó con el apoyo del rector de la UNSE, ingeniero Héctor Paz. Sin embargo, la comunidad toda tuvo la posibilidad de manifestar su opinión a lo largo de un mes, tiempo en que se puso a consideración pública el otorgamiento de tal distinción.

La distinción, además, llega en un año particular, en el que se analiza la posibilidad de que la beata sea declarada pronto como la primera santa argentina. Beatificada por el Papa Francisco en agosto de 2016, María Antonia de Paz y Figueroa realizó un aporte incalculable desde su lugar a la cultura.+