Martes 18 de junio de 2024

En su encuentro regional, las pastorales patagónicas plantearon los desafíos 2022

  • 26 de febrero, 2022
  • Rawson (Chubut) (AICA)
Los representantes de las distintas pastorales de la región Patagonia-Comahue participaron los días 19 y 20 de febrero, de su encuentro anual.
Doná a AICA.org

Con la presencia de más de 200 participantes provenientes de las distintas diócesis patagónicas, los días 19 y 20 de febrero se llevó a cabo el encuentro anual de pastorales de la región.

Acompañados por los obispos, los referentes de pastoral trabajaron sobre Sinodalidad y propusieron los desafíos para Caminar juntos.  

El encuentro tuvo modalidad virtual y estuvo animado por el obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge Ignacio García Cuerva; el obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz y su obispo auxiliar, monseñor Roberto Pío Álvarez, a cargo de la organización del encuentro; monseñor Juan José Chaparro CMF, obispo de San Carlos de Bariloche; monseñor Esteban María Laxague SDB, obispo de Viedma; monseñor José Slaby CssR, obispo prelado de Esquel; monseñor Alejandro Pablo Benna, obispo de Alto Valle del Río Negro, y monseñor Fernando Martín Croxatto, obispo de Neuquén.

Participaron las pastorales de Catequesis, Juventud, Vocacional, Cáritas, Comunicación, Carcelaria, Misionera, Social, Aborigen, Económica, Migratoria, Adicciones y Familiar.

La pastoral de Adicciones centró sus desafíos en la concientización, que es transversal a todas las pastorales, ya que es una problemática que afecta a todas las áreas de la sociedad. "Que, en este camino sinodal, toda nuestra Iglesia, no importa área pastoral o grupo, sea un hospital de campaña que recibe la vida como viene y abraza a los heridos del camino", anhelaron.

Por su parte, la pastoral de Catequesis planteó la necesidad de una renovación para "realizar mejor nuestra misión y llegar mejor a los catequizandos de todas las edades". En ese sentido, enumeraron los desafíos de trabajar sobre el "ser catequistas"; anunciar una catequesis kerygmática, que contagie y entusiasme; y escuchar a los que vienen, con sus búsquedas.

La pastoral Carcelaria observó la necesidad de ser partícipes activos en la comunicación: "dentro o fuera somos una sola Iglesia", recordaron. Otro desafío es "que el mundo carcelario esté presente e incluido en la pastoral de cada parroquia", y que haya participación y comunicación frecuente a nivel regional.

Los referentes de Cáritas reflexionaron sobre el desafío de ser "una Cáritas hogar de puertas abiertas, con fuerte identidad patagónica y respeto por la diversidad, que cuida, reza y discierne en familia", al tiempo de "una Cáritas 'Iglesia en salida', al encuentro de los más vulnerables, jóvenes y ancianos haciendo comunidad".

“Encontrarnos, conocernos y dejarnos conocer", planteó la pastoral de Comunicación, y reconoció la necesidad de formación a través de un Encuentro Regional, y un retiro espiritual en común, así como abordar temas sociales y eclesiales. Además, plantearon la necesidad de afianzar la relación con las otras pastorales diocesanas, para enriquecer a la región generando lazos y fortaleciendo los espacios de comunicación.

La pastoral Económica se planteó involucrarse participando en las propuestas que brinda la Iglesia en lo que apunta al cuidado de la Casa Común, mantener una defensa firme sobre eso y sobre los pueblos originarios. Como región, realizar semestralmente una reunión virtual para compartir y evaluar las experiencias diocesanas, temas de formación que ayudarán al camino sinodal como región. Si es posible, con la presencia de los pastores.

La pastoral Familiar elaboró los desafíos de "integrar y trabajar con los distintos tipos de familia, saliendo de los parámetros anteriores sin espantarse de lo que podemos encontrar y siempre proponiendo los valores evangélicos", y un interrogante: "¿Cómo enfrentamos ese desafío de incluir e integrar los diversos tipos de familias que son y están en el mundo de hoy; y llegar al corazón de ellos como quiere Jesús?".

Los referentes de la pastoral Juvenil Vocacional vieron la necesidad de reconocer y articular las diferentes áreas y movimientos que permitan la conformación y fortalecimiento de Equipos Diocesanos que integren la diversidad de realidades y voces jóvenes. En segundo lugar, caminar el desafío constante de "trabajar como Pastoral Regional donde nos vamos sosteniendo y ayudando unos a otros, reconociendo la importancia del aporte de cada una de las diócesis". Finalmente, la conformación de mesas fraternas de juventudes cuyo objetivo sea la escucha y el diálogo de las diversas realidades donde los jóvenes sean protagonistas de los procesos y las acciones.

La pastoral de Migraciones se propuso animar y promover que todas las diócesis de Patagonia-Comahue cuenten con equipos diocesanos de Pastoral de Migrantes, y seguir acompañando a los migrantes en sus procesos de integración, para que sean protagonistas de su propia historia.

La pastoral Misionera buscará acentuar en la Iglesia la dimensión y espiritualidad misionera de la fe recibida en el bautismo, encarnada en el encuentro con Cristo y el hermano, desglosado en animación bautismal y ejercicio misionero de la cultura del encuentro.

Los representantes de pastoral de la Salud observaron la necesidad de continuar vinculados a las distintas Pastorales de la Salud de las regiones para comentar cómo se trabaja, qué cosas dieron resultado o no, y crecer sobre la experiencia de cada una. Y plantearon que las distintas Pastorales de la Salud regionales puedan capacitar vía Zoom a sus pares de otra región para aportar a las que estén más necesitadas en esa área específica. Trabajar en red.

La Pastoral Social tiene como desafío buscar la forma de hacer la dimensión social del Evangelio, entendiéndola como camino de Sinodalidad. Para ello, cada tres meses mantendrán reuniones vía Zoom para ir escuchando y dialogando, y así tener lineamientos de la Sinodalidad en la región patagónica.+