Martes 28 de septiembre de 2021

El seminario interdiocesano La Encarnación inició su año académico

  • 4 de marzo, 2020
  • Resistencia (Chaco) (AICA)
"Iniciamos el año académico en este tiempo de gracia como es la Cuaresma, que nos ayuda a disponer el corazón para descubrir de modo creciente el misterio pascual, fundamento de toda vida cristiana, personal y comunitaria".
Doná a AICA.org

Con una misa presidida por el arzobispo de Resistencia, monseñor Ramón Alfredo Dus y concelebrada por los cinco obispos de la Región del NEA, el lunes 2 de marzo el seminario interdiocesano La Encarnación inició su nuevo año de formación.



Los obispos concelebrantes en la Eucaristía fueron: monseñor Andrés Stanovnik, arzobispo de Corrientes, monseñor Adolfo Ramón Canecín, obispo de Goya, monseñor Gustavo Montini, obispo de Santo Tomé, monseñor Ángel José Macín, obispo de Reconquista y monseñor José Vicente Conejero Gallego, obispo de Formosa.



La homilía estuvo a cargo de monseñor Montini, en la que expresó “Iniciamos el año académico en este tiempo de gracia como es la Cuaresma, que nos ayuda a disponer el corazón para descubrir de modo creciente el misterio pascual, fundamento de toda vida cristiana, personal y comunitaria”.



“Fuimos creados por amor. Fuimos rescatados por amor, hemos sido por tanto hechos para el amor”, dijo posteriormente, añadiendo que “toda la fe revelada, todo lo que de ella aprendemos, toda la fe celebrada debería ir impregnando la mente, el corazón y las manos a fin de que podamos amar y hacerlo al modo de Dios”.

 















Luego se refirió al Año Mariano Nacional, que “nos presenta de modo fuerte la figura de la Santísima Virgen como verdadera Madre”, y citó la exhortación apostólica postsinodal del papa, Christus vivit: “Ella camina con nosotros, lucha con nosotros y derrama incesantemente la cercanía del amor y la misericordia de Dios”.



“En el seminario, todo debe estar al servicio para que quienes formamos parte de él aprendamos el arte del amor. Quién es el más inteligente, quién es el más hábil, quien es el humanamente más completo, quien es el espiritualmente más sólido, sea tal aquel que con humildad está dispuesto a aprender a amar”, sostuvo monseñor Montini.



El prelado concluyó su homilía dejando dos frases a los seminaristas: “Una es San Pablo y otra del santo Cura Brochero. ‘Si no tengo amor, no soy nada’. Nada. Por más que aparentemente ser todo. Y la de Brochero: ‘Estos trapos benditos que llevo no son los que me hacen sacerdote. Si no tengo caridad ni a cristiano llego’”.



Antes del cierre de la misa, el rector del seminario, presbítero Rubén Abel Taibo, dedicó unas palabras de bienvenida a los jóvenes que comienzan la formación presbiteral: Lucas Centurión, Roque Franco (diócesis de Formosa), Lucas Mancini (diócesis de Goya), Iván Pighin (diócesis de Reconquista), Álvaro Fernández, Agustín Díaz (arquidiócesis de Corrientes), José Pardo y Damián Centurión (arquidiócesis de Resistencia).+



» Texto completo de la homilía