Martes 5 de julio de 2022

El seminario de Mendoza culminó la misión en Villa de Potrerillos

  • 4 de marzo, 2022
  • Potrerillos (Mendoza) (AICA)
La capilla de la comunidad de Villa de Potrerillos estaba sin sacerdote desde hacía un año. En diciembre, asumió el presbítero Santiago Nahman como párroco, y los seminaristas misionaron en febrero.
Doná a AICA.org

Durante el mes de febrero el seminario arquidiocesano Nuestra Señora del Rosario, de Mendoza, realizó la misión anual en la capilla de Villa de Potrerillos ubicada en la precordillera.

La capilla, ubicada junto al dique Potrerillos, que lleva el nombre de Santa Teresa de Los Andes, había estado cerrada durante un año por la falta de un sacerdote que estuviera disponible para atender a los feligreses del lugar. La llegada del nuevo párroco, presbítero Santiago Nahman, posibilitó la reapertura de sus puertas y le devolvió la vida sacramental a la comunidad que se vuelve a congregar en torno al altar.

El nuevo pastor de Villa de Potrerillos, quien también se desempeña como formador de seminaristas, expresó: “Es un lujo comenzar a ser párroco con una misión del seminario”. 

En su misión, el padre Nahman comentó la sorpresa que le dio la fe de la gente, que “a pesar de que no tenían cura, la mantenían de una manera profunda y linda”.

En ese sentido, habló del dolor que tenía la gente del pueblo al ver que la capilla “que tanto costó levantar”, estaba tan abandonada.

Con relación a esto, comentó la anécdota de una señora que estaba enferma y, a veces, iba hasta la capilla para rezar frente a la puerta. Además de pedir por su curación, rezaba para que “Dios les mandara a alguien”. Y la respuesta a esta intención llegó en la persona del padre Nahman. 

Además, el párroco contó que fue una oportunidad aprovechar el entusiasmo de los seminaristas junto con las ganas y la necesidad de la gente de la comunidad, y su alegría de ver la capilla abierta. +