Sábado 21 de mayo de 2022

El rey jordano concede distinción al Patriarca greco-ortodoxo de Jerusalén

  • 28 de diciembre, 2021
  • Amán (Jordania) (AICA)
Otorgó el Premio del Centenario del Estado a Teófilo III, en reconocimiento a su papel histórico-religioso en la preservación de los lugares santos y la consolidación de la presencia cristiana.
Doná a AICA.org

Durante la tradicional reunión de Navidad con los jefes de las Iglesias de Jordania y Jerusalén, el rey Abdullah II concedió al Patriarca greco-ortodoxo de Jerusalén, Teófilo III, el Premio del Centenario del Estado en reconocimiento a su papel histórico y religioso en la preservación de los lugares santos, la consolidación de la presencia cristiana y en su calidad de representante de la custodia del reino hachemita.

"Es un compromiso siempre vivo el de las Iglesias de Jerusalén por garantizar la coexistencia pacífica sobre la base del llamado 'Pacto de Omar' y el statu quo histórico y jurídico, que va de la mano de la responsabilidad religiosa ineludible de Jordania de defender los lugares sagrados islámicos y cristianos de la ciudad santa", expresó el rey de Jordania.

También estuvo presente en la reunión el Patriarca Latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, quien expresó su gratitud al Rey de Jordania, describiéndolo como "una voz fuerte que llama a la armonía y al respeto del statu quo", y le agradeció su contribución a la restauración de la Iglesia del Santo Sepulcro, "una obra apreciada por todos los cristianos de Tierra Santa y de todo el mundo".

El acto tuvo lugar pocos días después del llamamiento hecho por los patriarcas y jefes de las Iglesias de Tierra Santa a los gobiernos locales que administran estos lugares para que refuercen el diálogo para la creación de una "zona especial" de protección cultural con el objetivo de "salvaguardar la integridad del barrio cristiano de la Ciudad Vieja de Jerusalén" y "garantizar la conservación de su carácter y patrimonio únicos por el bien de la comunidad local, de nuestra vida nacional y del mundo entero".

En esta ocasión también se expresó el agradecimiento al Estado de Israel por haber garantizado una vida segura a los cristianos en Tierra Santa, preservando su presencia como componente indispensable del "mosaico" comunitario local.+