Jueves 30 de junio de 2022

El próximo domingo se celebra la fiesta de la Divina Misericordia

  • 22 de abril, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
En Buenos Aires, las patronales serán en el santuario Jesús Misericordioso, de Villa Urquiza, con misas, rezo de la Coronilla y procesión con el cuadro tras la celebración eucarística de las 15.
Doná a AICA.org

Instaurada en el 2000 por el papa Juan Pablo II, el próximo domingo 24 de abril se celebrará la fiesta de la Divina Misericordia, en la que se venera especialmente la imagen de Jesús Misericordioso, de acuerdo a la descripción de la religiosa polaca Santa María Faustina Kowalska.

En Buenos Aires, las fiestas patronales serán en el santuario Jesús Misericordioso (Dr. Pedro Ignacio Rivera 4591) del barrio porteño de Villa Urquiza, con el lema “Jesús Misericordioso, danos tu paz, para compartirla”. 

El templo permanecerá abierto de 6 a 22 y se celebrarán misas a las 7.30, 9, 11, 15, 17, 19 y 20.30. También habrá imposición de manos después de cada misa y entre ellas, y se escucharán confesiones de 7.30 a 20.30. 

La procesión con el cuadro de Jesús Misericordioso está prevista para después de la misa de las 15.

Más información en la página web del santuario https://jesus-misericordioso.org/index.html o en Facebook.

Historia de la fiesta litúrgica
La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el 23 de mayo de 2000 un decreto en el que se establece, por indicación de Juan Pablo II, la fiesta de la Divina Misericordia, que tendrá lugar el segundo domingo de Pascua. La denominación oficial de este día litúrgico será "segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia".

Ya el Papa lo había anunciado durante la canonización de Sor Faustina Kowalska, el 30 de abril: “En todo el mundo, el segundo domingo de Pascua recibirá el nombre de domingo de la Divina Misericordia. Una invitación perenne para el mundo cristiano a afrontar, con confianza en la benevolencia divina, las dificultades y las pruebas que esperan al género humano en los años venideros”.

Santa Faustina, que es conocida como la mensajera de la Divina Misericordia, recibió revelaciones místicas en las que Jesús le mostró su corazón, fuente de misericordia y le expresó su deseo de que se estableciera esta fiesta.

Los apóstoles de la Divina Misericordia son sacerdotes, religiosos y laicos, unidos por el compromiso de vivir la misericordia en la relación con los hermanos, hacer conocer el misterio de la divina misericordia e invocar la misericordia de Dios hacia los pecadores. Esta familia espiritual, aprobada en 1996, por la arquidiócesis de Cracovia, está presente hoy en 29 países del mundo.

El decreto vaticano aclara que la liturgia del segundo domingo de Pascua y las lecturas del breviario seguirán siendo las que ya contemplaba el misal y el rito romano.

La Divina Misericordia, más que una mera devoción, es un género de la vida cristiana. Se expresa mediante actos interiores (actitudes del alma respecto de la misericordia del Salvador y de la confianza en Dios) como exteriores: la veneración de la imagen, la hora de la misericordia, el rezo de determinadas oraciones, la fiesta de la Divina Misericordia y los actos de misericordia con el prójimo.

Rezo de la Coronilla
Miles de devotos alrededor del mundo rezarán, este domingo 24 de abril, la Coronilla, tal cual le hizo prometer Jesús a Santa Faustina Kowalska. La religiosa polaca escribió un diario de 600 páginas en las cuales recogió los mensajes y conversaciones con el Salvador.

Durante este segundo domingo de Pascua, a las 15, en cada ciudad del mundo se elevará la oración de la Coronilla. 

Por ese motivo, se dice que esta oración se escuchará las 24 horas del día, situación que crea un escenario propicio para recibir la misericordia de Dios: "Aún si el pecador más empedernido hubiese recitado esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de mi infinita misericordia" detalla el diario de la santa polaca.+