Jueves 11 de agosto de 2022

El presidente de la Acción Católica Argentina animó a "evangelizar y que se note"

  • 6 de mayo, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Rafael Corso adelantó las posibles prioridades institucionales para el trienio en la previa de la 30ª Asamblea Federal por realizarse los días 7 y 8 de mayo, en la arquidiócesis de La Plata.
Doná a AICA.org

El presidente de la Comisión Nacional de la Acción Católica Argentina, Rafael Corso, anticipó las expectativas institucionales ante la 30ª Asamblea Federal por realizarse los días 7 y 8 de mayo, en la arquidiócesis de La Plata, con el lema “Todos ustedes son mis hermanos” y en el marco de los 90 años de la institución laical “abrazando todas las vidas, testimoniando la esperanza”.

El dirigente laical destacó el significado especial de este encuentro del laicado argentino, de carácter electivo, tras la postergación por la pandemia, detalló los gestos misioneros que acompañarán la Asamblea Federal en La Plata y adelantó cuáles pueden ser las prioridades institucionales para el próximo trienio.

“Trabajar por la fraternidad y la amistad social en un mundo herido, vivir la auténtica espiritualidad cristiana que se hunde en el deseo de santidad que nace en las bienaventuranzas y se realiza en las obras de misericordia (Mateo, 25) y que el espíritu que anime todos los proyectos sea el de una Iglesia en salida, que vive la dulce y confortadora alegría de evangelizar y que se note”, sintetizó en diálogo con AICA.

-¿Qué expectativas tiene institucionales frente a este encuentro federal del laicado argentino?
-Sentimos la necesidad del encuentro personal, del abrazo fraterno esencial para fortalecer los vínculos, compartir la Eucaristía, la reflexión, la oración y las evaluaciones y decisiones que han de guiar el servicio institucional de la Acción Católica en los próximos tres años.

-¿Tiene alguna significación especial la modalidad dual (presencial-virtual) tras la postergación de la pandemia?
-Queremos realizar una Asamblea que sea un “con todos y para todos" y hoy esto es posible con espacio de presencialidad dirigencial y con una concepción de Asamblea multicéntrica, que permita el seguimiento y la participación de las comunidades parroquiales, diocesanas y sectoriales desde sus lugares de misión. Todos los miembros de la Acción Católicas están invitados a ser protagonistas. La pandemia con sus limitantes y la gran afectación económica que sufre nuestra sociedad nos llevó a decidir está modalidad presencial de consejos diocesanos y virtual para la gran familia de la Acción Católica.

-¿Cuáles son esos gestos misioneros con los que la Acción Católica "invadirá" la arquidiócesis de La Plata? 
-El sábado 7, víspera de María de Luján, a las 20 realizaremos una caravana mariana desde la catedral platense al colegio San Vicente, donde dos horas más tarde, de la mano de Filocalia asistiremos a la representación de la vida de Sor Ludovica, beata y testimonio entrañable en la atención de niños en La Plata.

El domingo por la mañana los asambleístas y miembros de comunidades locales estarán visitando el Hospital de Niños, cuatro hogares de ancianos, pintarán dos murales en espacios públicos parroquiales, se acompañará a los peregrinos al camarín de la Virgen de Luján en San Ponciano, se realizará un encuentro ecuménico e interreligioso y un encuentro social con miembros de organizaciones de la sociedad civil y organismos de gobierno. También se visitará la cárcel y se realizará una misión en la vida pública. En todos los casos hay acciones previas de recolección de bienes, y se prevé la continuidad de acciones a través de la comunidad local de Acción Católica.

-¿Cuáles pueden ser las prioridades institucionales en un contexto de pospandemia?
-Venimos realizando un trabajo sinodal de escucha de todos los miembros de la institución en espacios de niños, jóvenes, adultos y sectoriales, parroquiales y diocesanos, regionales y nacionales. Con esta escucha se elaborará la visión 2022-2025 que guiará el trabajo institucional en todo el país y su espacio de comunión en el Foro internacional de Acción Católica. Bajo las grandes líneas visibilizadas en la Asamblea Eclesial de América Latina y el camino sinodal: Iglesia en salida, en misión de recomenzar donde haga falta, sostener en cercanía y acompañamiento e impulsar la vida de las comunidades de la institución, comunidades parroquiales y diocesanas, realizando la cultura del encuentro y del cuidado necesarios para la regeneración de los vínculos heridos por la pandemia y las situaciones de desencuentro y violencia social. Instrumentos de paz en el espíritu de Fratelli tutti.

Escucha, diálogo, ejercicio de nuevas formas en la toma de decisiones comunitarias, animados por una espiritualidad de contemplación en la acción; escuela de santidad personal en el espíritu de los discípulos misioneros de Jesucristo en el mundo de hoy viviendo la comunión eclesial, el compromiso participativo y la misión como directrices de todas las acciones.

Fieles al pedido del Santo Padre Francisco en noviembre 2021, en el 30 aniversario del Foro internacional de Acción Católica, trabajar por la fraternidad y la amistad social en un mundo herido, vivir la auténtica espiritualidad cristiana que se hunde en el deseo de santidad que nace en las bienaventuranzas y se realiza en las obras de misericordia (Mateo, 25), y que el espíritu que anime todos los proyectos sea el de una Iglesia en salida, que vive la dulce y confortadora alegría de evangelizar y que se note.+