Martes 9 de agosto de 2022

El Papa nombró a Emilce Cuda secretaria de la Comisión para América Latina

  • 18 de febrero, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La teóloga argentina trabajará a la par con Rodrigo Guerra López, también secretario de esta pontificia comisión.
Doná a AICA.org

El Santo Padre nombró secretaria de la Comisión Pontificia para América Latina (CAL) a la profesora Emilce Cuda, hasta ahora Jefa de la Oficina de la misma Comisión Pontificia. Desempeñará esta responsabilidad a la par con el profesor Rodrigo Guerra López.

Emilce Cuda es doctora en Teología por la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buernos Aires (UCA), donde obtuvo también el grado de bachiller, y los posgrados de licenciatura/magíster en Teología Moral y de profesora universitaria de Filosofía, Teología e Historia. Cursó la carrera de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Obtuvo un máster en "business administration" en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES). 

Es profesora-investigadora en el área de Teología Política en la UCA, en la UBA, y en la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ). Profesora invitada de Boston College University, Northwestern University y de Paul University en los Estados Unidos de Norteamérica.

Es miembro del equipo profesional consultor del Celam para el área de política y trabajo. Es miembro del equipo de especialistas internacionales del Programa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): El futuro del Trabajo, y desarrolla su actividad en el Ceras de París. Es directora del GT internacional de Clacso sobre Teología, Ética y Política. Estudió y trabajó con Ernesto Laclau en los Estados Unidos especializándose en el estilo populista de la política en el siglo XXI

El 26 de julio de 2021, había sido nombrada por el pontífice jefa de oficina de la Comisión Pontificia para América Latina.

La Pontificia Comisión para América Latina es un organismo de la Curia Romana creado en 1958 que tiene como función primordial la de “aconsejar y ayudar a las Iglesias particulares en América Latina” y “estudiar las cuestiones que se refieren a la vida y progreso de dichas Iglesias, especialmente estando a disposición, tanto de los dicasterios de la Curia interesados por razón de su competencia, como de las mismas Iglesias para resolver dichas cuestiones”.+