Jueves 23 de septiembre de 2021

El Papa instó a "dejar una Casa Común habitable para nuestros hijos"

  • 5 de junio, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Al presentarse el Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, el papa Francisco animó a poner la mirada en las futuras generaciones y administrar la creación responsablemente.
Doná a AICA.org

El papa Francisco envió un mensaje en el marco del lanzamiento del Decenio de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que inicia este 5 de junio en coincidencia con el Día Mundial del Medio Ambiente y tiene la finalidad de asumir compromisos decenales "destinados a cuidar nuestra casa común".

El mensaje del Papa está dirigido a Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y a Qu Dongyu, director general de la FAO, y fue difundido en video y leído en inglés por el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano.

En sus palabras, el Santo Padre indica que esta conmemoración anual nos anima a recordar que todo está conectado: “La auténtica preocupación por el medio ambiente debe ir unida a un amor sincero por el ser humano y a un compromiso permanente respecto a los problemas de la sociedad (Carta Encíclica Laudato si', 24 de mayo de 2015, n. 91)”

Además, el Papa explica que la celebración del Día del Medio Ambiente cuenta con un significado especial, ya que tendrá lugar en el año en el que la ONU presenta este Decenio para la Restauración de los Ecosistemas, que nos invita a asumir -dice Francisco- compromisos decenales destinados a cuidar nuestra casa común, apoyando e incrementando los esfuerzos para prevenir, detener e invertir la degradación de los ecosistemas en todo el mundo.

Todos somos parte de la creación
En este sentido, el Pontífice puntualizó que todos somos parte de este regalo de Dios que es la creación: "Somos parte de la naturaleza, no estamos separados de ella. Esto es lo que nos dice la Biblia", añadió Francisco, subrayando que la situación actual del medioambiente "nos llama a tomar medidas urgentes ahora para convertirnos en administradores cada vez más responsables de la creación y devolver a la naturaleza lo que hemos dañado y explotado durante demasiado tiempo".

De lo contrario -advirtió el Santo Padre- "corremos el riesgo de destruir los cimientos de los que dependemos. Nos arriesgamos a sufrir inundaciones y hambre, y a sufrir graves consecuencias para nosotros y para las generaciones futuras. Esto es lo que nos dicen muchos científicos".

De ahí la insistencia del Papa en cuidarnos los unos a los otros, poniendo especial atención en los más débiles. Y todo ello creando una conciencia responsable, puesto que, "seguir por este camino de explotación y destrucción -de los seres humanos y de la naturaleza- es injusto y desconsiderado".

Una casa común "habitable" para nuestros hijos
Asimismo, el Pontífice hizo hincapié en que tenemos la responsabilidad de dejar una casa común habitable para nuestros hijos y las generaciones futuras, pese a que cuando miramos a nuestro alrededor, "vemos la destrucción de la naturaleza, una pandemia mundial que está causando la muerte de millones de personas y muchas crisis climáticas catastróficas que están teniendo graves efectos en las sociedades humanas e incluso la extinción masiva de varias especies".

Ante este complejo panorama al que se enfrenta el mundo, el Papa aseguró que hay esperanza: “Estamos asistiendo a una nueva atención y compromiso por parte de muchos estados y actores no gubernamentales: autoridades locales, sector privado, sociedad civil, jóvenes", enumeró. "Esfuerzos destinados a promover lo que podríamos llamar «ecología integral» que es un concepto complejo y multidimensional: exige una visión a largo plazo; pone de relieve la inseparabilidad de la preocupación por la naturaleza, la justicia hacia los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior. Hace que cada uno de nosotros sea consciente de su responsabilidad como ser humano hacia sí mismo, hacia el prójimo, hacia la creación y hacia el Creador”.

Nos estamos quedando sin tiempo
Finalmente, el Santo Padre recordó que no podemos ignorar el hecho de que nos estamos quedando sin tiempo, ya que los científicos dicen que los próximos diez años (el plazo de este Decenio de las Naciones Unidas) serán claves para lograr restaurar los ecosistemas, lo que supondría la recuperación integral de nuestra relación con la naturaleza:

“Las numerosas advertencias que estamos viviendo, entre las que podemos identificar el Covid-19 y el calentamiento global, nos instan a actuar con urgencia. Espero que la COP26 sobre el cambio climático, que se celebrará este mes de noviembre en Glasgow, contribuya a darnos las respuestas adecuadas para restaurar los ecosistemas, tanto a través de una mayor acción climática como de la concientización y sensibilización”

"Restaurar la naturaleza que hemos dañado significa, ante todo restaurarnos a nosotros mismos. Al dar la bienvenida a este Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, seamos compasivos, creativos y audaces", concluyó, deseando que la humanidad ocupe el lugar que le corresponde como la "Generación de la Restauración".+