Miércoles 25 de mayo de 2022

El Papa agradece al Rey de Baréin que asistió a la inauguración de la catedral católica

  • 14 de diciembre, 2021
  • Manama (Baréin) (AICA)
El Rey de Baréin, Ahmad bin Isa al Khalifa, asistió personalmente a la inauguración civil de la catedral católica Nuestra Señora de Arabia. El Papa le envió una carta de agradecimiento.
Doná a AICA.org

El Rey de Baréin, Ahmad bin Isa al Khalifa, asistió personalmente a la inauguración civil de la catedral católica Nuestra Señora de Arabia. En la ceremonia, que tuvo lugar en la mañana del 9 de diciembre, estuvieron presentes, entre otros, monseñor Paul Hinder, vicario apostólico para Arabia del Norte, y el cardenal filipino Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, quien presidió la liturgia de consagración del lugar de culto el viernes 10 de diciembre.

"Un encuentro muy cordial". Con estas palabras monseñor Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia del Sur (incluido Yemen, Omán y Emiratos Árabes Unidos) y administrador del Vicariato Apostólico de Arabia del Norte (incluido Kuwait, Qatar, Baréin y Arabia Saudita), definió el encuentro que tuvo lugar el viernes 10 de diciembre con el rey de Baréin, Hamad bin Isa al Khalifa. Junto al prelado, también estuvieron presentes el arzobispo Eugene Martin Nugent, nuncio apostólico en Kuwait, Qatar y Baréin, y el cardenal Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

El cardenal Tagle -informó monseñor Hinder- entregó una carta del papa Francisco al soberano, quien expresó "su gran deseo de ver algún día al Papa en Baréin". El rey, añadió el prelado, "reiteró también su intención de favorecer una apertura cada vez mayor del país a las personas que no siguen la religión musulmana". Cabe recordar que el 3 de febrero de 2020 Francisco recibió al rey de Baréin en el Vaticano.

El cardenal Tagle participó luego en un encuentro con algunos miembros de la comunidad católica local en el que expresó "su particular experiencia de vivir la comunión eclesial en una comunidad que tiene la característica de ser multiétnica, multilingüe y multirritual, ya que está formada, en su mayoría, por inmigrantes que vinieron a trabajar a Baréin”.

También el 10 de diciembre, el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos consagró la catedral de "Nuestra Señora de Arabia", patrona del Golfo Pérsico, en Awali. 

En su homilía, el cardenal exhortó a los católicos locales a ser "piedras vivas" que hacen de la Iglesia "el hogar de la familia de Dios". Hay tres caminos indicados por el prefecto vaticano para convertirse en una verdadera comunidad: "la Palabra de Dios, la Eucaristía y el servicio a la caridad".

La construcción de Nuestra Señora de Arabia representa un acontecimiento emblemático de la discreción y la esencialidad concreta que caracterizan la presencia de tantas comunidades católicas en la península arábiga, también en sus relaciones con las autoridades civiles.

En 2007, el obispo comboniano monseñor Camillo Ballin, entonces vicario apostólico de Kuwait, pidió a la Santa Sede que estableciera un día de celebración en honor de la Virgen María con el título de Nuestra Señora de Arabia.

En 2011 la Santa Sede proclamó oficialmente a Nuestra Señora de Arabia como Patrona de los dos Vicariatos entonces presentes en la Península Arábiga, el de Kuwait y el de Arabia.

En mayo de 2011, la Santa Sede reorganizó el Vicariato de Kuwait para incluir los territorios de Qatar, Baréin y Arabia Saudita y lo rebautizó como "Vicariato Apostólico de Arabia del Norte" (mientras que el otro Vicariato de la Península Arábiga, rebautizado "Vicariato de Arabia del Sur", incluye los territorios de Yemen, Emiratos Árabes Unidos y Omán).

En 2012, la sede del Vicariato de Arabia del Norte se trasladó a Baréin, debido a la situación geográfica del reino (un archipiélago de 33 islas cerca de la costa occidental del Golfo Pérsico) y a otras razones logísticas.

En el reino, la presencia de una comunidad católica local formada por trabajadores inmigrantes está atestiguada desde los años 30, y en la actualidad, según los datos comunicados por el Vicariato, podría alcanzar el número de 150.000 fieles, procedentes en su mayoría de la India y Filipinas.

En las últimas décadas, hasta hoy, sólo había dos iglesias abiertas en el país, y la falta de lugares de culto en los que celebrar liturgias y administrar los sacramentos era sentida con creciente malestar por la comunidad católica local.

Ante esta situación, en un acto de magnanimidad real, el rey Ahmad Bin Isa Al Khalifa donó al Vicariato un terreno de 9.000 metros cuadrados en el municipio de Awali para la construcción de una nueva iglesia.

En febrero de 2013, el propio monseñor Ballin anunció la noticia de la donación real a través de la agencia Fides.

El 19 de mayo de 2014, durante su visita al papa Francisco en el Vaticano, el mismo rey Ahmed bin Isa regaló al pontífice una maqueta de la catedral en construcción, y el 25 de noviembre le envió al papa Francisco un mensaje invitándolo oficialmente a visitar Baréin.

Por último, cabe señalar que a la consagración de la catedral de "Nuestra Señora de Arabia" le seguirá, el 17 de diciembre, la de una nueva iglesia católica dedicada a "San Juan Bautista", ubicada en la parte occidental de los Emiratos Árabes Unidos, a 250 kilómetros de Abu Dhabi, en la frontera con Qatar. El rito estará presidido por monseñor Hinder.+