Martes 30 de noviembre de 2021

El Papa destacó la importancia que el Líbano siga siendo "un mensaje de paz"

  • 25 de noviembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco recibió este jueves al premier del Líbano, Najib Mikati. Durante el encuentro se hizo referencia a la necesidad de apoyo de la comunidad internacional para levantar el País de los cedros.
Doná a AICA.org

El Santo Padre Francisco recibió esta mañana al primer ministro del Líbano, Najib Mikati, quien posteriormente se reunió con el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario de Relaciones con los Estados.

El pontífice y Mikati se reunieron durante 20 minutos en la biblioteca privada del Palacio Apostólico vaticano.

El premier libanés le obsequió al Papa un ladrillo de la Iglesia melquita de San Salvador, gravemente dañada durante la explosión que azotó a la capital Beirut en agosto de 2020.

En el comunicado que publicó la Santa Sede se puede leer que durante el encuentro “se destacaron las relaciones históricas entre la Santa Sede y el Líbano y el importante papel que tiene la Iglesia Católica en el país".

Asimismo, “se hizo referencia a la actual situación que atraviesa el pueblo libanés, especialmente en lo que respecta a la crisis política y las condiciones socio-económicas, esperando que la justicia, las reformas necesarias y el apoyo de la comunidad internacional ayuden a levantar el País de los Cedros”.

"Líbano es un país, un mensaje y también una promesa por la que vale la pena luchar", dijo el Papa tras la reunión, y antes de lamentar los momentos "feos y difíciles" que atravesó el país y de asegurar su "oración, cercanía y trabajo para un esfuerzo común internacional que ayude al Líbano a levantarse".

Además, “al reiterar lo importante que es promover el concepto de plena ciudadanía de cada uno de los libaneses, se subrayó la importancia de la convivencia pacífica, para que el Líbano siga siendo un mensaje de paz y hermandad que se eleva desde el Medio Oriente”.

Najib Mikati, de 65 años, asumió en septiembre pasado el cargo por tercera vez para buscar sacar al país de la crisis económica y política que atraviesa. Mientras el Vaticano espera por una estabilización política en el denominado "País de los Cedros" para preparar una visita papal.

En julio, en una intervención con la que cerró la jornada de oración dedicada a la paz en el Líbano por la que reunió en el Vaticano a los líderes cristianos del país, Francisco había convocado a los representantes de las Iglesias locales a no darse por "vencidos" en su reclamo para la superación de la crisis.

"No nos demos por vencidos", había sido el reclamo papal, cuando pidió el fin de las "injerencias" extranjeras y convocó al diálogo a los musulmanes para "construir juntos un futuro".

"No nos cansemos de implorar al Cielo esa paz que los hombres tienen dificultad de construir en la tierra. Pidámosla con insistencia para Medio Oriente y para Líbano", planteó el Papa en sus palabras de cierre, desde la basílica de San Pedro, de la Jornada por la que estuvo reunido con nueve Patriarcas de las Iglesias cristianas del país durante todo un día.

En abril, Francisco había expresado su deseo de visitar el Líbano "tan pronto se den las condiciones" durante una audiencia privada en el Vaticano con el primer ministro libanés, Saad Hariri, que luego falló al formar Gobierno.+