Miércoles 25 de mayo de 2022

El Papa: "Coptos ortodoxos y católicos estamos llamados a testimoniar juntos nuestra fe

  • 28 de abril, 2017
  • El Cairo (Egipto)
La primera jornada del papa Francisco en Egipto concluyó con una visita de cortesía a Tawadros II, papa de la Iglesia copta ortodoxa y patriarca de Alejandría de Egipto, de toda África y de la Santa Sede de San Marcos, en la sede del patriarcado copto ortodoxo, ubicado en el viejo Cairo cristiano. Ambos líderes religiosos se reunieron en la oficina de Tawadros en un encuentro privado y seguidamente ambos hicieron un discurso y se intercambiaron obsequios y firmaron una declaración conjunta. "No sólo existe un ecumenismo realizado con gestos, palabras y esfuerzo, sino también una comunión ya efectiva, que crece cada día en la relación viva con el Señor Jesús. "Estamos llamados a testimoniar juntos a Jesús, a llevar al mundo nuestra fe", subrayó Francisco en su discurso.
Doná a AICA.org
La primera jornada del papa Francisco en Egipto concluyó con una visita de cortesía a Tawadros II, papa de la Iglesia copta ortodoxa y patriarca de Alejandría de Egipto, de toda África y de la Santa Sede de San Marco, en la sede del patriarcado copto ortodoxo, ubicado en el viejo Cairo cristiano.

Ambos líderes religiosos se reunieron en la oficina de Tawadros en un encuentro privado y seguidamente ambos hicieron un discurso y se intercambiaron obsequios y firmaron una declaración conjunta.

Francisco regaló un Icono de la "Madre de Dios de la Ternura", copia fiel de esta obra en Tolga, que recuerda su milagroso descubrimiento en las orillas del río Volga.

"Coptos ortodoxos y católicos podemos hablar cada vez más esta lengua común de la caridad: antes de comenzar un proyecto para hacer el bien, sería hermoso preguntarnos si podemos hacerlo con nuestros hermanos y hermanas que comparten la fe en Jesús".

"Así, edificando la comunión con el testimonio vivido en lo concreto de la vida cotidiana, el Espíritu no dejará de abrir caminos providenciales e inimaginables de unidad".

En cuanto al martirio, señaló que "nuestro camino ecuménico crece de manera misteriosa y sin duda actual, gracias a un verdadero y propio ecumenismo de la sangre".

El Obispo de Roma se refirió a Egipto como "tierra de mártires" y destacó el importante aporte de los cristianos egipcios a la cristiandad. "Cuántos mártires en esta tierra, desde los primeros siglos del cristianismo, vivieron la fe de manera heroica y hasta el final, prefiriendo derramar su sangre antes que renegar del Señor y ceder a las lisonjas del mal o a la tentación de responder al mal con el mal. Así lo testimonia el venerable Martirologio de la Iglesia Copta".

Francisco recordó asimismo la memoria de los cristianos que hoy siguen derramando su sangre por su fe en Egipto. "Recientemente, la sangre inocente de fieles indefensos fue derramada cruelmente: su sangre inocente nos une", destacó.

"No sólo existe un ecumenismo realizado con gestos, palabras y esfuerzo, sino también una comunión ya efectiva, que crece cada día en la relación viva con el Señor Jesús, se fundamenta en la fe profesada y en nuestro Bautismo, en definitiva, subrayó Francisco en su discurso, un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo".

"No es posible escondernos más detrás de los pretextos de divergencias interpretativas ni tampoco detrás de siglos de historia y de tradiciones que nos han convertido en extraños», precisó el Papa, puntualizando que no sólo existe un ecumenismo realizado con gestos, palabras y esfuerzo, sino también una comunión ya efectiva, que crece cada día en la relación viva con el Señor Jesús, se fundamenta en la fe profesada y se basa realmente en nuestro Bautismo, en el ser «criaturas nuevas» en él: en definitiva, subrayó, un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.

"De aquí tenemos que comenzar siempre, para apresurar el día tan esperado en el que estaremos en comunión plena y visible junto al altar del Señor", destacó.

El traductor del papa Francisco
En el encuentro privado entre el papa Francisco y el patriarca Tawadros II, se desempeñó como traductor o intérprete el padre Jorge Hernández, un sacerdote argentino nacido en el sur de Mendoza, miembro del Instituto del Verbo Encarnado (IVE).

Hace dos semanas el padre Jorge Hernández recibió un llamado telefónico del Nuncio Apostólico en Egipto, monseñor Bruno Musaró, pidiéndole que le hiciera el favor de hacer el trabajo de traductor en el encuentro del Papa con Tawadros II. El padre respondió que no tenía problemas pero que conocía a otros sacerdotes españoles que hablaban mejor el árabe. Pero el nuncio le contestó: "Pero usted habla argentino".

Durante un tiempo fue misionero en Túnez y párroco durante más de seis años de la única parroquia católica en la Franja de Gaza. En julio de 2014, durante el intenso bombardeo de Gaza por el ejército israelí, su parroquia, la Sagrada Familia, fue alcanzada por un misil que destruyó parcialmente la escuela parroquial adyacente al templo, la oficina del párroco y algunos locales utilizados por la pequeña comunidad. Pese a esta situación, el padre Jorge Hernández dijo que permanecería junto a sus fieles.

Poco tiempo después, el 29 de agosto, fue recibido por el papa Francisco quien lo felicitó y lo animó a continuar su tarea misionera en el Medio Oriente. Continuó sus estudios y después se desempeñó apostólicamente en Egipto en hogares para niños discapacitados que el IVE tiene en el país.+

» Texto completo del discurso del papa Francisco