Jueves 9 de diciembre de 2021

El Papa bendijo unas virgencitas de Caacupé para dos capillas villeras

  • 11 de julio, 2015
  • Caacupé (Asunción)
Francisco bendijo dos imágenes de la Virgen de Caacupé que el presbítero José María Di Paola llevó junto a una delegación de 120 vecinos de La Cárcova, Villa Curita y el barrio Independencia, de la localidad bonaerense de José León Suárez. Las imágenes acercadas al obispo de Roma serán entronizadas en dos capillas de la parroquia San Juan Bosco.
Doná a AICA.org
Luego de la multitudinaria misa en el santuario de la Virgen de los Milagros de Caacupé, en la homónima villa serrana, Francisco bendijo dos imágenes de esta advocación mariana que el presbítero José María Di Paola llevó junto a una delegación de 120 vecinos de La Cárcova, Villa Curita y el barrio Independencia, de la localidad bonaerense de José León Suárez.

El padre Pepe, párroco de San Juan Bosco, considerada la primera parroquia "salesiana y villera", reveló este gesto del Papa mientras retornaba a Asunción tras participar de la misa en el santuario de la patrona de los paraguayos. En diálogo con AICA, contó que las imágenes serán entronizadas en dos capillas, una ya erigida y otra por construirse.

La delegación del padre Di Paola se instaló el viernes 10 de julio por la tarde en los alrededores de la plaza y allí aguardó, a pesar de las inclemencias climáticas, la visita del Santo Padre. Minutos antes del inicio de la misa, el sacerdote fue invitado a concelebrar, pero al no tener la estola ni el alba se quedó a un costado del altar, al lado del coro estable del santuario.

"Estábamos viendo al Papa desde la parte de atrás de la plaza cuando me llegó un llamado y nos invitaron a compartir la misa desde el altar. La gente estaba con mucha expectativa y, gracias a Dios, cumplimos uno de los objetivos que teníamos", dijó el sacerdote desde el ómnibus que lo traía a Asunción.

El sacerdote, reconocido en la Argentina por su labor social y pastoral entre los pobres, alabó la homilía del Papa: "Me gustó la reivindicación de la mujer paraguaya, la insistencia en la fraternidad de los países y el rechazo a la Guerra de la Triple Alianza; también me gustó mucho cómo vinculó a la Virgen María con toda la historia del pueblo paraguayo".

Luego de la celebración, en la que Francisco obsequió un rosario de oro a la Virgen y consagró el país a esta advocación, dos muchachos acercaron al Papa las imágenes que se entronizarán en las capillas Virgen de Caacupé, que está dentro de la villa La Carcova, y en la futura capilla San Francisco Solano. Ambas iglesias pertenecen a la jurisdicción parroquial del sacerdote.

"La verdad que la gente está muy emocionada. La jornada fue dura, esperamos mucho tiempo y apenas lo vieron un poco, pero fue muy emotivo esperar, compartir, rezar juntos y escuchar al Papa", evaluó el sacerdote villero.+