Viernes 17 de septiembre de 2021

El Papa alienta a los diplomáticos a favorecer la cultura del encuentro

  • 20 de diciembre, 2013
  • Ciudad de Vaticano
El papa Francisco recibió esta mañana, con ocasión de las fiestas navideñas, a los funcionarios del ceremonial de la República Italiana y de la Embajada de Italia ante la Santa Sede. "El aspecto ceremonial, más visible, tiene como fin lo que no aparece, el crecimiento de relaciones positivas, basadas en el conocimiento recíproco, en el respeto, en la búsqueda común de caminos de desarrollo y paz", subrayó. El Santo Padre sostuvo que los diplomáticos italianos tienen una carta clave: la del patrimonio cultural porque "en el mundo Italia ha sido siempre sinónimo de cultura, de arte y civilización. Y ustedes contribuyen a que se valorice gracias a la cultura del encuentro y a que ese patrimonio repercute en el bien común, en aquello que Pablo VI llamaba ?la civilización del amor?".
Doná a AICA.org
El papa Francisco recibió esta mañana, con ocasión de las fiestas navideñas, a los funcionarios del ceremonial de la República Italiana y de la Embajada de Italia ante la Santa Sede.

El pontífice les agradeció por la ayuda, a menudo no visible, que le brindan en su ministerio, recordando especialmente la actividad diplomática que estaba detrás de la ceremonia del 19 de marzo de 2013, cuando comenzó su ministerio petrino con una misa solemne en la Plaza de San Pedro en presencia de los Jefes de Estado del mundo.

"Por el servicio de ustedes están llamados a favorecer la cultura del encuentro. Son funcionarios diplomáticos y todo su trabajo está encaminado a que los representantes de los países, de los organismos internacionales, de las instituciones, pueden encontrarse de la forma más provechosa. Este servicio es muy importante. El aspecto ceremonial, más visible, tiene como fin lo que no aparece, el crecimiento de relaciones positivas, basadas en el conocimiento recíproco, en el respeto, en la búsqueda común de caminos de desarrollo y paz", subrayó.

El Santo Padre sostuvo que los diplomáticos italianos tienen una carta clave: la del patrimonio cultural porque "en el mundo Italia ha sido siempre sinónimo de cultura, de arte y civilización. Y ustedes contribuyen a que se valorice gracias a la cultura del encuentro y a que ese patrimonio repercute en el bien común, en aquello que Pablo VI llamaba ?la civilización del amor?".

"La Navidad, que ya está cerca, es la fiesta del encuentro entre Dios y el ser humano. Se nos da un Niño que, en su persona, realiza plenamente este encuentro. Incluso quien no es cristiano se siente interpelado por el mensaje de la natividad de Jesús. Espero que cada uno de vosotros viva intensamente este misterio de amor y que el mismo anime en profundidad vuestro servicio", concluyó.+