Domingo 14 de julio de 2024

El Papa al pueblo dominicano: caminar juntos en fraternidad

  • 16 de julio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre envió un mensaje a los fieles de República Dominicana en el marco de la celebración del centenario de la coronación canónica de Nuestra señora de la Altagracia, Madre y Patrona del país
Doná a AICA.org

“Esta devoción mariana tan sentida por ustedes es un signo de las raíces cristianas que caracterizan y dan vida a su tierra”. Así escribe el sucesor de Pedro a los dominicanos, quienes se aprestan a celebrar, “con amor y gratitud” el centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia. Lo hace en un mensaje publicado este sábado 16 de julio. El Año Jubilar en curso concluirá el próximo 15 de agosto.

Francisco los exhortó a “no desfallecer en su testimonio de fe, a cuidar y fortalecer, con el ejemplo y la intercesión de la Virgen María, su amor por Jesús y por la Iglesia”. 

El Obispo de Roma menciona en su misiva la presencia de monseñor Edgar Peña Parra, sustituto de la Secretaría de Estado, como su delegado, tal como fuera anunciado el pasado 18 de junio. “Le pedí que ponga a los pies de nuestra Madre de la Altagracia el homenaje filial del Papa, simbolizado en la rosa de oro”, dice el Pontífice.

El amor de Madre
Según el Santo Padre, “la mirada amorosa de la Madre contemplando al Niño que duerme, confiado, en su regazo, es una invitación para que aprendamos a ver, a través de sus ojos, a Jesús presente en nuestros prójimos, y a recordar que formamos parte de una misma familia humana llamada a la convivencia fraterna y solidaria”.

Luego, la mirada del Papa se dirige hacia la Patrona de los dominicanos como una “mano segura que sostiene en las contrariedades que se presentan en el diario caminar”. “Con su protección y amparo, añade Francisco, Ella nos impulsa a cuidar y mantener encendida la llama de la esperanza que nos legaron nuestros mayores en la fe, y a transmitirla a los demás con humildad, confiando en la gracia del Señor”.

Por último, el sucesor de Pedro anima a los dominicanos a “no tener miedo de caminar juntos, más allá de divisiones y desconfianza, unidos en fraternidad, en la dirección que Jesús indica en el Evangelio”.

“No duden en buscar con sencillez la voluntad de Dios, porque Él es Padre de ternura que abraza a todos y nunca nos abandona. Confíen en que su luz divina transforma los corazones y los lleva al encuentro con Él y con los hermanos; y tengan fe en que la fuerza del Espíritu Santo impulsa a realizar con alegría y constancia obras de amor y de bien en favor de quienes más lo necesitan”.

El Papa finaliza su texto impartiéndoles una bendición y solicitándoles, como es costumbre, que no se olviden de rezar por él.

Sobre el Año Jubilar
El 15 de agosto de 2021, la Iglesia eligió templos emblemáticos en cada diócesis del país para abrir el Año Jubilar, para que fueran lugares de peregrinación mariana. Los obispos invitaron también a que “cada familia y todas las instituciones dominicanas hicieran una consagración todos los 21 de cada mes, durante el año de celebración, consagrando la familia y el pueblo dominicano a la protección de la Virgen de la Altagracia”.

También la Conferencia del Episcopado Dominicano aprobó que se hicieran 12 réplicas de la imagen de la Altagracia, una para cada diócesis, que recorriera durante todo el año las parroquias y comunidades. Las imágenes fueron bendecidas en la basílica catedral Nuestra Señora de la Altagracia, en Higüey, antes de entregarlas a las diócesis.

Sobre las coronaciones de la Virgen de la Altagracia
En el siglo XX, Nuestra Señora de la Altagracia fue coronada dos veces: por el papa Pío XI, 1922 y por el papa Juan Pablo II, 1992. En 1924 el Congreso de la República Dominicana decretó la celebración de Nuestra Señora de la Altagracia como Fiesta Nacional el 21 de enero. El 31 de octubre de 1927 el papa Pío XI la declaró fiesta de la Iglesia. Los Dominicanos, aun los no creyentes aclaman a la Virgen de la Altagracia en sus momentos de alegrías y penas.+