Viernes 12 de agosto de 2022

El Papa a los pescadores: "Su fe anima valores preciosos"

  • 18 de enero, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En la mañana de este sábado 18 de enero, el papa Francisco recibió en el Vaticano a un grupo de pesc
Doná a AICA.org

El papa Francisco se reunió en la mañana del sábado 18 de enero con un grupo de pescadores provenientes de San Benedetto del Tronto, Italia. Participaron el obispo y los sacerdotes que acompañan espiritualmente el trabajo de los pescadores y de sus familias



Valorando la complejidad de su actividad y las dificultades a las que se enfrentan, el Papa expresó: “Se sale con buen y mal tiempo para sacar del mar lo necesario para vivir, con tanta pasión, tantos sacrificios y hasta algún peligro. Y sus seres queridos comparten las dificultades y la precariedad que implica este tipo de vida suya”.



Francisco los exhortó a “no perder la esperanza ante los inconvenientes e incertidumbres que desgraciadamente afrontan: ¡No falta el coraje! Al mismo tiempo, es necesario valorar su trabajo, a menudo arriesgado y duro, apoyando sus derechos y sus aspiraciones legítimas”, les dijo.



Luego subrayó cómo esta actividad se enfrenta a la tentación de la seguridad que da estar en tierra, sin embargo, afirmó: “Los nacidos en el mar no pueden erradicar el mar de sus corazones”.



Los pescadores de la región de Las Marcas se encargan de la recuperación de los fondos marinos y cuentan con el apoyo de otras asociaciones y las autoridades competentes. Sobre esto el Papa afirmó: “La operación ‘A la Pesca del Plástico’, que llevan a cabo de forma voluntaria, es un ejemplo de cómo la sociedad civil local puede y debe contribuir a abordar temas de importancia global, sin quitar nada, al contrario, estimulando la responsabilidad de las instituciones”.



“Los primeros discípulos de Jesús fueron ‘sus colegas’, y los llamó a seguirlo justo cuando estaban echando las redes a la orilla del lago de Galilea. Me gusta pensar que aún hoy, aquellos de ustedes que son cristianos sienten la presencia espiritual del Señor a su lado. Su fe anima valores preciosos: la religiosidad popular que se expresa en la confianza en Dios, en el sentido de la oración y en la educación cristiana de los hijos; la estima de la familia; el sentido de la solidaridad, para que sientan la necesidad de ayudarse mutuamente y de ayudar a los necesitados. ¡No pierdan estos valores!”.



El obispo de Roma finalizó sus palabras, diciendo: “Los encomiendo a la protección de la Virgen María, a la que veneran como Nuestra Señora de la Marina, y de su patrón San Francisco de Paula. Invoco sobre ustedes, sobre sus familias y sobre su trabajo la bendición del Señor. Y les pido, por favor, que recen por mí. ¡Gracias!”, concluyó.+