Sábado 24 de julio de 2021

El obispo de La Rioja traza líneas pastorales para afrontar los desafíos actuales

  • 15 de junio, 2021
  • La Rioja (AICA)
Mons. Dante Braida puntualizó que son "Alentar una Iglesia en salida", "Caminar en fraternidad" y "Fortalecer la vida de oración". Y detalló áreas a priorizar de acuerdo con las distintas realidades.
Doná a AICA.org

El obispo de La Rioja, monseñor Dante Gustavo Braida, trazó una serie de líneas pastorales para afrontar los desafíos actuales, a la luz de documentos del papa Francisco y del diálogo en el ámbito diocesano sobre la base de la carta “Tiempo de pandemia, tiempo de oportunidades”.

“Estas líneas pastorales son ‘orientaciones’ o ‘guías’ para que podamos llevar adelante la obra evangelizadora asumiendo los desafíos y las oportunidades que se nos presentan hoy”, afirmó y agregó: “Estas líneas orientadoras requieren que cada parroquia, barrio, comunidad, movimiento y todos los ámbitos pastorales, teniendo en cuenta su propia realidad, puedan reflexionar y elaborar propuestas de acción para responder a esos desafíos”.

El prelado riojano explicó que cada línea pastoral es acompañada de una reflexión del papa Francisco al inicio de la pandemia y de varias preguntas que ayudarán a “elaborar acciones concretas y ‘aterrizar’ lo propuesto en ellas”.

Asimismo, destacó que las tres líneas “son importantes” y hay que llevarlas adelante en forma conjunta, porque “expresan nuestra identidad y espiritualidad cristiana, encarnada en la realidad que vive hoy el pueblo riojano”.

Tras hacer una introducción sobre el contexto actual y algunos desafíos, enumeró las tres líneas pastorales: “Alentar una Iglesia en salida”, “Caminar en fraternidad” y “Fortalecer la vida de oración”.

Monseñor Braida puntualizó también algunas áreas a priorizar de acuerdo con las distintas realidades:

  • Sinodalidad: fortalecer en cada parroquia el Consejo de Pastoral y el Consejos de Asuntos Económicos, como organismos al servicio de la misión evangelizadora.
  • Familia: alentar la vida familiar como santuario doméstico y atender sus diversas realidades: urbana, suburbana y rural. Familia como vocación y proyecto de vida. Educación de los hijos. Cuidado de los ancianos. Atención particular a embarazos en contextos de vulnerabilidad. Organizar la pastoral familiar dando especial impulso a la ‘pastoral de la familia campesina’, que está en la etapa de inicio.
  • Jóvenes: crear o fortalecer los equipos. parroquiales y decanales de Pastoral de Juventud teniendo en cuenta el mundo juvenil con sus diferentes realidades y en los diversos ambientes actuales.
  • Catequesis: renovar la propuesta catequística buscando criterios comunes en la Diócesis asumiendo los nuevos desafíos y realidades familiares y sociales. Un paso concreto es la participación, realizando aportes y sugerencias, en el Proyecto Diocesano de Catequesis que actualmente promueve la Junta de Catequesis.
  • Comunicación: impulsar el uso de los diversos medios considerando llegar a la mayor cantidad de fieles. Alentar la incorporación de la virtualidad. Crear o fortalecer los equipos parroquiales de comunicación y la red diocesana de comunicadores. Invertir en recursos. 
  • Pastoral de la Salud: promoverla con acento en el cuidado de la vida. Hoy, particularmente, cuidando a los afectados por Covid; a los agentes de salud, etc., prestando atención especialmente a la salud mental y espiritual de las personas. 
  • Compromiso social: alentar el trabajo de las distintas áreas de la pastoral social: Cáritas, pastoral del trabajo, pastoral carcelaria y de migrantes, etc. en coordinación con otros espacios pastorales y/o instituciones sociales.
  • Formación: generar espacios de formación en torno a las tres líneas pastorales desde las Sagradas Escrituras y contando especialmente con el aporte de los documentos: Evangelii gaudium, Laudato si’, Fratelli tutti, Aparecida, la Doctrina Social de la Iglesia, etc.+

» Texto completo de las líneas pastorales (PDF)

NOTICIAS RELACIONADAS