Miércoles 29 de junio de 2022

El obispo de Concepción sobre el presunto caso de abuso perpetrado por un clérigo

  • 27 de mayo, 2022
  • Concepción (Tucumán) (AICA)
Mons. José Díaz afirmó que se puso a disposición de la presunta víctima y de su familia en esta difícil situación, abrió una investigación preliminar y suspendió cautelarmente al sacerdote implicado.
Doná a AICA.org

El obispo de Concepción, monseñor José Antonio Díaz, se pronunció a raíz de la denuncia de abuso sexual de una menor de edad presuntamente perpetrado por un sacerdote diocesano de la localidad de Simoca, al que vecinos agredieron físicamente.

En un comunicado leído ante la prensa, el prelado expresó que se puso a disposición de la presunta víctima y de su familia para “acompañarlos a travesar esta difícil situación” y también de la justicia civil para colaborar en lo que considere oportuno.

Tras puntualizar que abrió una investigación preliminar que prevé el Derecho de la Iglesia para estos casos, confirmó que el sacerdote denunciado quedó suspendido cautelarmente del ejercicio público del ministerio hasta tanto se resuelva su situación procesal.

Monseñor Díaz ratificó su compromiso y el de la Iglesia diocesana en trabajar por “la protección de los niños, niñas y adolescentes, recordando que es un compromiso de todos los fieles” y expresó “con profundo dolor y cercanía”, su acompañamiento a toda la comunidad parroquial y diocesana.

Texto del comunicado
En relación con los hechos de público conocimiento acontecidos en Simoca, en los que se denunció a un sacerdote de mantener una relación con una menor de edad y que desencadenó en hechos de agresión hacia el sacerdote, informo a toda la comunidad diocesana y a la sociedad tucumana en general cuanto sigue:

  1. Me pongo a disposición de la presunta víctima y de su familia para acompañarlos a atravesar esta difícil situación.

  2. También me pongo a disposición de la justicia civil para colaborar en lo que considere oportuno.

  3. Al tomar conocimiento de la situación y por tratarse de un presunto delito contra el sexto mandamiento del decálogo cometido por un clérigo con una persona menor de edad, di apertura a la investigación preliminar que prevé el Derecho de la Iglesia para estos casos. Aclaro que esta investigación en nada obstaculiza la investigación que lleva adelante la justicia civil.

  4. El sacerdote denunciado queda suspendido cautelarmente del ejercicio público del ministerio hasta tanto se resuelva su situación procesal.

  5. Ratifico mi compromiso y el de la Iglesia de la Diócesis de Concepción en trabajar por la protección de los niños, niñas y adolescentes, recordando que es un compromiso de todos los fieles.

  6. También expreso, con profundo dolor y cercanía, mi acompañamiento a toda la comunidad parroquial y diocesana.+
NOTICIAS RELACIONADAS