Jueves 23 de septiembre de 2021

El Nuncio en México celebra misa por los estudiantes desaparecidos

  • 23 de diciembre, 2014
  • Ayotzinapa (México) (AICA)
"El Papa está con ustedes", expresó, el lunes 22 de diciembre, el nuncio apostólico en México, monseñor Christophe Pierre, a los padres de los estudiantes desaparecidos. El representante pontificio junto con el arzobispo de Acapulco, monseñor Carlos Garfias Merlos, y el obispo de Chilpancingo-Chilapa, monseñor Alejo Zavala Castro, celebraron una misa en Ayotzinapa para pedir a Dios por los estudiantes desaparecidos, por sus familias y compañeros, por el eterno descanso de los difuntos, y por la justicia, la reconciliación y la paz en México.
Doná a AICA.org
"El Papa está con ustedes", expresó, el lunes 22 de diciembre, el nuncio apostólico en México, monseñor Christophe Pierre, a los padres de los estudiantes desaparecidos. El representante pontificio junto con el arzobispo de Acapulco, monseñor Carlos Garfias Merlos, y el obispo de Chilpancingo-Chilapa, monseñor Alejo Zavala Castro, celebraron una misa en Ayotzinapa para pedir a Dios por los estudiantes desaparecidos, por sus familias y compañeros, por el eterno descanso de los difuntos, y por la justicia, la reconciliación y la paz en México.

La celebración eucarística tuvo lugar en la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de la localidad mexicana, en donde estudiaban los 43 estudiantes que desaparecieron el pasado 26 de septiembre.

Monseñor Pierre dedicó su homilía al recuerdo de los estudiantes desaparecidos e indicó que en el Vaticano están muy pendientes y al tanto de la situación: "Cuando uno sufre ?expresó el Nuncio?, lo peor es sentirse solo y abandonado, pero el Papa está con ustedes". El Nuncio apostólico en México explicó que también hay "un acompañamiento permanente en oración por parte de la Iglesia católica hacia los padres y en torno a los jóvenes desaparecidos, objeto de la violencia".

"Es difícil perdonar ?recordó?, pero no podemos vivir así. Yo voy a ofrecer la vida de cada uno de sus hijos para que el Señor los proteja y a ustedes les dé el consuelo", por lo que alentó a los familiares de los estudiantes y a la sociedad mexicana en general a no perder ni la esperanza ni la fe y concluyó pidiendo que "la fuerza del amor los acompañe, para que sean ese pueblo de Dios que ama y perdona", y concluyó invitando a repetir la oración de Francisco de Asís que dice: "Señor, hazme un instrumento de paz".+