Miércoles 22 de mayo de 2024

El nuncio convocó a rezar por el Papa y a 'custodiarnos entre nosotros'

  • 20 de marzo, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
Mons. Miroslaw Adamczyk presidió en la catedral porteña por los diez años del inicio del ministerio petrino de Francisco. En la fiesta de San José, destacó que ambos son los custodios de la Iglesia.
Doná a AICA.org

El nuncio apostólico, monseñor Miroslaw Adamczyk, presidió el 19 de marzo la misa de acción de gracias por los 10 años del inicio del ministerio petrino de Francisco en la catedral metropolitana de Buenos Aires. La Eucaristía fue en el marco de la semana de celebraciones por el décimo aniversario de la elección pontificia de Jorge Bergoglio.

El representante papal celebró la Eucaristía en la solemnidad de San José, fecha en la que Francisco inició su papado. Concelebraron los obispos auxiliares de Buenos Aires, monseñor Joaquín Mariano Sucunza y monseñor Enrique Eguía Seguí

En la homilía, monseñor Adamczyk destacando la misión que ambos comparten de custodiar a la Iglesia. 

"San José fue custodio de Jesús y María, y después de toda la Iglesia. El Papa nos invita a todos a custodiar la belleza de la creación", sostuvo el nuncio.

Monseñor Adamczyk destacó que la encíclica Laudato si', de Francisco, haya sido vinculada al cuidado de la naturaleza, mostrando la visión del Santo Padre acerca del cuidado de la casa común. También invitó a custodiarnos entre nosotros, preocupándonos uno de otros en los distintos o diferentes vínculos humanos.

Asimismo, subrayó la idea del Papa de la Iglesia "abierta y misericordiosa", cuyo verdadero poder sea el servicio a los demás.

El nuncio manifestó que celebramos especialmente este nuevo aniversario porque "es nuestro pastor y guía", e invitó a rezar por el pontífice, como él siempre pide, porque destacó que su misión es "de todo, menos fácil", einvitó a pedirle a San José, patrono universal de la Iglesia, que mantenga la unida de la Iglesia bajo el ministerio del papa Francisco. 

Por último, monseñor Adamczyk impartió la bendición apostólica, que otorga indulgencia, y luego se entonó el Himno Pontificio.+

» Texto completo de la homilía