Viernes 12 de agosto de 2022

El gobierno venezolano invitó al Vaticano a mediar en los "diálogos de paz"

  • 10 de abril, 2014
  • Caracas (Venezuela)
El gobierno de Nicolás Maduro invitó este miércoles al Secretario de Estado del Vaticano y exnuncio en Venezuela, cardenal Pietro Parolin, para ser "testigo de buena fe" en las rondas de diálogo con la oposición venezolana bajo la asistencia de tres cancilleres de la Unasur, que comienzan este jueves, en la búsqueda de poner fin a las peores protestas en más de una década.
Doná a AICA.org
El gobierno de Nicolás Maduro invitó este miércoles al Secretario de Estado del Vaticano y ex nuncio en Venezuela, cardenal Pietro Parolin, para ser "testigo de buena fe" en las rondas de diálogo con la oposición venezolana bajo la asistencia de tres cancilleres de la Unasur, que comienzan este jueves, en la búsqueda de poner fin a las peores protestas en más de una década.

Este hecho se da luego del encuentro entre el régimen, la Mesa de la Unidad (MUD) y cancilleres de la Unasur, quienes coincidieron la necesidad de que la Santa Sede participe en los procesos de diálogo como testigo de buena fe.

En la carta, publicada este 9 de abril en el sitio web de la cancillería venezolana, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, transmite "la invitación del presidente Nicolás Maduro Moros, a Su Santidad el papa Francisco, con el propósito de que participe en los procesos de diálogo entre representantes del gobierno y la oposición venezolana, a través de la designación de su persona como ?Testigo de Buena Fe, para acompañar el amplio diálogo que actualmente se desarrolla en Venezuela y que cuenta con el acompañamiento de los cancilleres de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur)".

"Esperando contar con su participación en dicho proceso como Testigo de Buena Fe, hago propicia la ocasión para reiterarle los sentimientos de mi más alta estima y consideración", finaliza el texto.

Desde el pasado 12 de febrero una ola de protestas contra el Gobierno sacuden Venezuela. Producto de la represión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y grupos motorizados afines al régimen, se han registrado 39 muertos, cientos de heridos y detenidos.

El primer paso, reconocerse mutuamente
El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón, señaló este martes, en declaraciones a Globovisión, que el primer paso para que el diálogo se concrete es el reconocimiento mutuo y la elaboración de una agenda.

Por ello, exhortó a ambos sectores del país a encontrar puntos en común en la agenda nacional. Destacó que si las condiciones para el diálogo no están dadas, "hay que buscarlas".

"Nosotros no vivimos en Marte, vivimos en Venezuela y nos duele en Venezuela, por eso opinamos. Hay gente que quiere que nos quedemos en la sacristía, pero estamos metidos en los barrios. No estamos alejados del pueblo, precisó.

"Nuestro mensaje no es pesimista; al contrario, es muy positivo", dijo mientras añadió que el país vive una gran polarización.

Comentó que el Gobierno es "muy sensible" y que interpreta cada intervención como una ofensa. Apuntó que las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno son "más frías" con el presidente Nicolás Maduro que con Hugo Chávez.

Resaltó que actualmente hay una distancia entre el episcopado y la administración de Maduro.

Afirmó que Venezuela vive una crisis global, ya que aseveró que todos los sectores están afectados por la situación del país. Rechazó las "guarimbas" de la oposición y la represión por parte del Gobierno, mientras que señaló que la Iglesia busca que el diálogo se concrete.+