Lunes 18 de octubre de 2021

El colegio San Pablo inauguró su nueva sede en Ing. Maschwitz

  • 7 de marzo, 2014
  • Maschwitz (Buenos Aires)
Con la presencia del obispo de Zárate Campana, monseñor Oscar Sarlinga, el miércoles 5 de marzo, coincidente con el inicio del ciclo lectivo, se realizó la ceremonia de apertura de la nueva sede del Colegio San Pablo, en la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz. Junto al obispo, participaron también el director general, presbítero Francisco J. Morad y el presbítero Guido Helfenstein, cura párroco de San Antonio de Padua -parroquia a la cual pertenece el nuevo colegio-. Luego de la bendición de la bandera por parte de monseñor Sarlinga, el padre Morad recordó, en su discurso, el lema "Instaurar todo en Cristo" que hace sesenta años escogió para el colegio el fundador del San Pablo, el Siervo de Dios padre Luis María Etcheverry Boneo. Manifestó asimismo su propósito de -como pide el papa Francisco- ser un colegio sencillo, austero y profundamente alegre, donde también haya lugar para el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo en equipo y donde todos puedan crecer en la virtud.
Doná a AICA.org
Con la presencia del obispo de Zárate Campana, monseñor Oscar Sarlinga, el miércoles 5 de marzo, coincidente con el inicio del ciclo lectivo, se realizó la ceremonia de apertura de la nueva sede del Colegio San Pablo, en la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz. Junto al obispo, participaron también el director general, presbítero Francisco J. Morad y el presbítero Guido Helfenstein, cura párroco de San Antonio de Padua -parroquia a la cual pertenece el nuevo colegio-, las Hermanas del Convento Nuestra Señora de Guadalupe del Instituto Mater Dei, representantes de la Sociedad Argentina de Cultura; directivos, docentes, y padres y alumnos de la Sede Maschwitz.

Luego de la bendición de la bandera por parte de monseñor Sarlinga, el padre Morad recordó, en su discurso, el lema "Instaurar todo en Cristo" que hace sesenta años escogió para el colegio el fundador del San Pablo, el Siervo de Dios padre Luis María Etcheverry Boneo. Manifestó asimismo su propósito de -como pide el papa Francisco- ser un colegio sencillo, austero y profundamente alegre, donde también haya lugar para el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo en equipo y donde todos puedan crecer en la virtud.

"Que la comunidad del colegio, pidió el padre Morad, sea fiel a la Iglesia y a nuestra Patria, que amen la verdad, el bien y la belleza, aprendiendo a descubrir el orden maravilloso de la naturaleza y reconociendo el orden natural".

"Que sean niños felices y profundamente creyentes, con los conocimientos necesarios para desempeñarse en la sociedad. Que conozcan y amen a Jesús, a la Virgen, a los santos, a la Iglesia, a la querida patria Argentina y a los hombres que entregaron todo por ella", finalizó el director general.

Así, a la sombra de la bandera que lleva los colores de la Inmaculada y del cielo, izada en lo más alto del mástil, comenzó la actividad del Colegio San Pablo Sede Maschwitz.+