Jueves 22 de octubre de 2020

El clero de Cruz del Eje realizó sus ejercicios espirituales anuales

  • 11 de marzo, 2020
  • Villa Cura Brochero (Córdoba)
"Dios confía en el hombre y se entrega por completo a él en la Eucaristía. Busca y procura nuestra amistad y anhela construir con nosotros una relación profunda, cercana y gratuita"

Los sacerdotes de la diócesis de Cruz del Eje realizaron sus ejercicios espirituales anuales en Villa Cura Brochero del 2 al 6 de marzo, acompañados por el sacerdote jesuita Javier Rojas SJ. El obispo diocesano, monseñor Ricardo Araya, también estuvo presente acompañando a los presbíteros.



“Los ejercicios son siempre un tiempo especial de gracia, un momento para estar junto al Señor, para escuchar su voz y para buscar y hallar su voluntad para seguirlo”, expresó el padre Rojas.



Bajo el amparo del Santo Cura Brochero, los sacerdotes vivieron jornadas de silencio, de encuentro personal y con Dios, un espacio para escuchar y hablar desde el corazón, un tiempo para renovar las fuerzas y la fidelidad al Señor, y una oportunidad para recrear el amor y la confianza.



“Dios confía en el hombre y se entrega por completo a él en la Eucaristía. Busca y procura nuestra amistad y anhela construir con nosotros una relación profunda, cercana y gratuita. Así vivieron los ejercicios espirituales los padres que se dispusieron internamente al encuentro con el Señor”, mencionó el padre Rojas.



“Hoy, con sus fuerzas renovadas y confiando en lo que el Señor les dijo, peregrinan junto a su pueblo como el Santo Cura, llevando el consuelo que trae el amor que ellos mismos han experimentado del Padre para confirmar en la fe a sus hermanos. Consciente del don maravilloso que Dios les regaló por medio del sacerdocio ya se encuentran en sus comunidades para reconciliar, sanar, cuidar, escuchar y acompañar al Pueblo de Dios al que tanto amó y se brindó nuestro santo argentino”, agregó.



El sacerdote jesuita agradeció “la cercanía y la confianza” de los sacerdotes cordobeses, “la apertura de corazón y la amistad que me han ofrecido”, y pidió al Señor, “por intercesión del Santo Cura Brochero, que los haga misioneros de la misericordia, hombres fuertes ante la adversidad, firmes en la fe y constantes en la oración”. Finalmente, agradeció al obispo diocesano, monseñor Araya, “por su generosidad, cercanía y amistad"



El padre Javier Rojas SJ es actualmente rector del santuario Nuestra Señora de los Milagros de Santa Fe. +