Martes 18 de mayo de 2021

El Celam agradece a Francisco por sus ocho años de pontificado

  • 13 de marzo, 2021
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Sus hermanos latinoamericanos le agradecen por animarlos a "ser discípulos misioneros", expresó la presidencia del Celam.
Doná a AICA.org

Al cumplirse el octavo aniversario de la elección del papa Francisco, este 13 de marzo, la presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) expresó al Santo Padre su agradecimiento, cercanía y apoyo filial, a través de una carta firmada por su presidente, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte; los dos vicepresidentes, los cardenales Odilo Pedro Scherer y Leopoldo Brenes Solórzano; el presidente del Consejo de Asuntos Económicos, monseñor Rogelio Cabrera López y el secretario general, monseñor Jorge Eduardo Lozano.

La misiva comienza recordando que “un día como hoy, hace ocho años, recibíamos la ‘buena nueva’ de su elección como Sucesor de Pedro y como primer papa Latinoamericano”. 

“Aquel 13 de marzo de 2013 –continúa la texto– en su primer saludo, afirmaba su deseo de caminar con el pueblo en un camino de fraternidad, de amor y de confianza“.

Al cumplirse “ocho años de pontificado con la alegría del Evangelio” de Francisco, sus hermanos latinoamericanos le agradecen por animarlos a “ser discípulos misioneros”, a dar cauce a una “Iglesia en salida”, y a dejar prebendas y a desinstalarse de seguridades “para desplazarnos hacia las periferias geográficas y existenciales”.

La presidencia del Celam expresa “en términos bergoglianos” que Francisco ‘primerea’ “como pastor con olor a oveja, cercano a todos, peregrino de la paz”, alentando a la Iglesia latinoamericana y caribeña a “hacer presente el Reino de Dios en nuestros pueblos, especialmente entre los más pobres”, a quienes reconocen como “ciudadanos del Reino”.

Así, los obispos del Celam ratifican su voluntad de “asumir con radicalidad el llamado permanente a la conversión” para hacer realidad los sueños consignados por Francisco en Querida Amazonía, sensibles a las desigualdades e injusticias del continente y encarando los desafíos pastorales que se desprenden de las realidades migratorias, de desplazamiento, del flagelo de la Trata y muchas otras situaciones en las que son vulnerados los derechos de los excluidos e invisibilizados “por la economía que mata”.

“Gracias por enseñarnos a vivir el Evangelio con alegría y sencillez de corazón“, reiteran los pastores latinoamericanos, con la promesa de redoblar sus esfuerzos para “ser una Iglesia pobre y para los pobres, comprometida con el desarrollo humano integral, la defensa de la vida y el cuidado de la casa común”.

“Como miembros de la presidencia del Celam -concluye el texto- le expresamos, una vez más, nuestra comunión y fidelidad, con nuestro férreo compromiso de seguir asumiendo nuestra misión para que en Jesucristo todos nuestros pueblos tengan vida, y la tengan en abundancia”, concluyen sus hermanos, pidiendo “que el buen Dios le siga acompañando en su ministerio petrino de la mano de San José y de Santa María de Guadalupe”.+