Viernes 17 de septiembre de 2021

Editorial Claretiana presenta "Apasionados por el amor, la justicia y la paz. Los Mártires riojanos"

  • 23 de abril, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
Editorial Claretiana acaba de publicar el libro "Apasionados por el amor, la justicia y la paz. Los Mártires Riojanos", de la historiadora Gabriela Alejandra Peña, con motivo de la próxima beatificación del obispo Enrique Angelelli, el sacerdote regular franciscano conventual Carlos Murias, el sacerdote secular Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera, padre de familia, dirigente del Movimiento Rural de Acción Católica. La beatificación tendrá lugar el sábado 27 de este mes y la Editorial Claretiana hará dos presentaciones de esta novedad literaria el viernes 26: una a las 9 de la mañana en la ciudad de La Rioja y otra a las 19 en la ciudad de Chamical.
Doná a AICA.org
Editorial Claretiana acaba de publicar el libro "Apasionados por el amor, la justicia y la paz. Los Mártires Riojanos", de la historiadora Gabriela Alejandra Peña, con motivo de la próxima beatificación del obispo Enrique Angelelli, el sacerdote regular franciscano conventual Carlos Murias, el sacerdote secular Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera, padre de familia, dirigente del Movimiento Rural de Acción Católica.

"Cuatro hombres de Dios, representativos de las diferentes formas de vida cristiana ?observa la autora-, cuatro testigos de que el Evangelio de Jesús puede ser Buena Noticia para todos los tiempos y lugares si, sencillamente, se toma la decisión de compartir la vida a su estilo y en su perspectiva".

La beatificación tendrá lugar el sábado 27 de este mes y la Editorial Claretiana hará dos presentaciones de esta novedad literaria el viernes 26: una las 9 de la mañana en la ciudad de La Rioja y otra a las 19 en la ciudad de Chamical.

Narración y testimonios
El libro consta de dos partes. La primera es la narración de la historiadora: presenta quienes fueron el obispo Enrique Angelelli, el presbítero Gabriel Longueville y el religioso franciscano conventual Carlos de Dios Murias, ambos de la parroquia de Chamical, y el laico Wenceslao Pedernera, esposo y padre de tres hijas.

En la segunda parte se presentan testimonios de quienes vivieron con ellos o participaron de las acciones que realizaron en la provincia de La Rioja. Especial interés tiene una larga entrevista a la esposa de Pedernera, Martha Ramona Cornejo, conocida como Coca. En esa conversación grabada participaron como entrevistadores junto a la autora del libro el doctor Juan Carlos Staube y la licenciada Marcela López.

Ella cuenta con mucho detalle la noche en que su esposo fue baleado por encapuchados en su casa de Sañogasta, donde estaban ellos descansando con sus hijas, y su muerte poco después de ser llevado al hospital local. Recuerda que en 1968 su esposo la acompañó a una novena a la Virgen de la Carrodilla en la finca de la bodega Gargantini en Mendoza, donde él trabajaba, y que el mensaje del Evangelio lo impactó fuertemente: "Él tuvo un cambio profundo. Del día a la noche. Todo, todo por la novena". Relata que más tarde se compró una Biblia cuando entró en el Grupo Rural de la Acción Católica "y empezó a leerla "en las noches, en el día, cuando tenía tiempo? El Evangelio no se le caía de las manos?Él cambió mucho, muchísimo? Se volcó muy grande al Evangelio".

Riojanos por adopción
Tras el asesinato ella se vio forzada a volver un tiempo a Mendoza, con sus padres, y luego retornó a Sañogasta, a la misma casa. La autora del libro observa: "Llamativamente, ninguno de los cuatro "mártires riojanos" había nacido en la provincia de La Rioja. Angelelli y Murias eran cordobeses. Pedernera era un puntano afincado largo tiempo en Mendoza y Longueville era francés. Pero nada más legítimo y acertado que llamarlos con el gentilicio de la tierra que, por decisión propia o ajena, adoptaron, amaron, hicieron suya, a cuya gente se vincularon con amor fraterno y servicial y cuyo suelo regaron con su sangre".

Monseñor Angelelli asumió en 1968 al frente de la diócesis de La Rioja, a la que en 1971 se incorporó el padre Longueville. Wenceslao Pedernera y su familia se establecieron en 1973 y el padre Carlos Murias en 1975, apenas un año antes de morir asesinado.



La autora
La autora señala: "Yo no soy riojana y conozco muy poco de esa provincia y de su gente". Por eso recurrió a preguntas, testimonios, lecturas investigaciones, "con plena conciencia de esa limitación y un gran respeto por quienes mucho más que yo, han estado presentes, han nacido y vivido en ese lugar". Entre otros, entrevistó a dos vecinos de Chamical y Olta, así como a dos religiosas de San Antonio de Padua, María Luisa y Ana Panizza, hermanas entre sí, oriundas de Cañada de Gómez, a quienes el obispo dijo: "Ustedes tienen que vivir con la gente. Aprender su manera de ser, pensar, convivir con ellos, acompañarlos en sus momentos de vida, ya tristes o alegres, participar de todo".

Gabriela Alejandra Peña, argentina, es laica y madre de familia. Doctora en Historia por la Universidad Católica de Córdoba, ha ejercido la docencia en los niveles medio y superior, apoyada en la investigación y en su compromiso de mujer cristiana que realiza un aporte responsable a la sociedad. Se ha desempeñado en el Centro de Estudios Filosóficos y Teológicos (CEFyT), de Córdoba. Integra equipos de conducción, reflexión y pastoral en distintos centros educativos. Integró comisiones académicas de congresos relacionados con la historia de la Iglesia. Editorial Claretiana ha editado antes su libro "Historia de la Iglesia. Veinte siglos caminando como comunidad" (2011)

Juntos, en comunidad

La autora señala que cuando preguntaba por los cuatro, las personas interrogadas respondían contando su propia experiencia personal, eclesial o social durante el episcopado de monseñor Angelelli. Respondían "creíamos, pensábamos, hacíamos, compartíamos?" No es que no quisieran responder sobre los asesinados en 1976, acota, sino que para el ejercicio de la memoria "sólo podían visualizarse juntos, unidos, en comunidad". Y aunque preguntara "por Wenceslao o por los padres Carlos y Gabriel, muchos de ellos siempre respondían sobre monseñor Angelelli". Dice que parece relucir el peso de la figura de un pastor profundamente comprometido con su pueblo y afirma que se trataba de alguien que conocía a sus ovejas, que las llamaba por su nombre.

Comenta que llama poderosamente la atención aquella respuesta "porque la persona de monseñor Angelelli parece estar por detrás y por delante de todo lo que sucedía, de todo lo que se soñaba, se deseaba, se realizaba. E, indudablemente, está por detrás y por delante de todo lo que se recuerda y de todo lo que se valora de ese tiempo". Afirma que toda la actividad que desarrollaban esos cuatro miembros activos de la Iglesia diocesana "se basaba en los principios de comunión y participación, se sostenía en la corresponsabilidad pastoral y se orientaba prioritariamente hacia los sectores populares".

Presentación

El libro cuenta con una presentación del actual arzobispo de Mendoza y antiguo obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Daniel Colombo, quien expresa: "Enrique, Carlos, Gabriel y Wenceslao. Cuatro vidas identificadas con Cristo y el Evangelio de su Reino derramado por amor a los hombres, especialmente a los más pobres. Cuatro entregas unidas en la respuesta de la Iglesia al Evangelio y a los aportes del Concilio Vaticano II".

Datos del libro

Título: Apasionados por el amor, la justicia y la paz. Los Mártires Riojanos. Autor: Gabriela Peña. Colección: Rostros del Nazareno. Temática: Biografías. Páginas: 224. Dimensiones: 17cm x11cm. Fecha de publicación: Marzo 2019. Editorial Claretiana www.claretiana.org Misioneros Claretianos ? Marketing y Publicidad ✉ (C1138ACD) Lima 1360 ? Capital Federal 11 4305-9597 ? marketing@claretiana.org ? publicidad@claretiana.org.+