Martes 16 de agosto de 2022

Ecuador: Con la Iglesia como mediadora se levantó el paro nacional

  • 1 de julio, 2022
  • Quito (Ecuador) (AICA)
Tras 18 días protestas, con la mediación del episcopado, el 30 de junio se logró el acuerdo entre el Gobierno y los representantes indígenas que puso fin al paro nacional.
Doná a AICA.org

Representantes del gobierno ecuatoriano y de los movimientos indígenas, firmaron, un Acta de Paz, tras 18 días de manifestaciones. Este sería el primer resultado de los diálogos liderados por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), con el objetivo de acabar con el Paro Nacional Indefinido. La firma del documento se hizo en el auditorio de la parroquia Santísima Trinidad, en Quito, el 30 de junio.

La firma del documento representa el cese de las movilizaciones por parte de los indígenas, el retorno a sus territorios y la suspensión de cualquier acto que pueda incidir negativamente en el orden público o la paz del país.

Entre los representantes eclesiales estuvo el presidente de la CEE, monseñor Luis Cabrera, quien agradeció “por confiar en la mediación de la Iglesia” y aseguró que pueden contar “siempre con nosotros en este camino de esperanza”.

De parte del gobierno de Guillermo Lasso estuvieron presentes el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez; el secretario de la Administración, Iván Correa; y el secretario jurídico de la Presidencia, Fabián Pozo.

Por el movimiento indígena participaron el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza; de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), Gary Espinoza; y del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), Eustaquio Tuala.

Durante su intervención, monseñor Cabrera agradeció “al pueblo ecuatoriano por su buen corazón y sensatez para afrontar y solucionar los problemas del país”.

“Gracias a las organizaciones indígenas por su flexibilidad y apertura con todos los sectores de la sociedad, gracias al Gobierno por escuchar el clamor del pueblo y responder de una manera concreta a sus demandas”, expresó, afirmando que “dialogando siempre es posible la paz”. El 13 de junio comenzó en Ecuador un paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), para exigirle al Gobierno la reducción de los precios de los combustibles, garantizar “precios justos” en los productos de primera necesidad y dar subsidios a los pequeños agricultores, entre otras demandas.

El lunes se inició el diálogo entre ambas partes, pero el martes el presidente Lasso se negó a seguir con las conversaciones luego que un militar falleció en un enfrentamiento entre manifestantes y efectivos en la provincia de Sucumbíos.

Sin embargo, el miércoles por la noche el Ejecutivo aceptó que la CEE intercediera en el diálogo con los dirigentes indígenas en vez del presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela.

Luego de 18 días de protestas, los enfrentamientos dejaron seis fallecidos, entre ellos un militar, y unos 500 heridos.

Entre los acuerdos alcanzados este jueves está el compromiso del Gobierno de bajar en 15 centavos el precio de los combustibles subsidiados, derogar el estado de excepción decretado en cuatro provincias, así como no dar más concesiones mineras en reservas naturales, áreas de recarga hídrica, zonas intangibles y territorios indígenas.

Sin embargo, en su cuenta de Twitter, la Conaie indicó que en 90 días se evaluará el cumplimiento de los acuerdos y compromisos firmados en el acta.+