Sábado 24 de julio de 2021

Día del Barrendero: Recordaron al cura y trabajador desaparecido Mauricio Silva

  • 15 de junio, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Con una misa presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, y transmitida por las redes sociales, recordaron al sacerdote y trabajador Mauricio Silva, desaparecido en 1977
Doná a AICA.org

El obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, presidió el 14 de junio una misa en conmemoración del Día del Barrendero, en memoria del sacerdote y trabajador Mauricio Silva, quien hace 44 años fue secuestrado y desaparecido. Participaron de la celebración barrenderos y recolectores de residuos, junto con organizaciones gremiales, políticas y religiosas.

"Mauricio eligió ser barrendero, un oficio de gente olvidada y que no tenía reconocimiento de sus derechos en aquella época del '70. Su lucha en defensa de los desamparados le costó la vida", afirmó monseñor Carrara. Al referirse al secuestro y desaparición del sacerdote, que se produjo el 14 de junio de 1977 cerca de su lugar de trabajo, Carrara exhortó a dejar de lado el "mandato de venganza, de ojo por ojo y diente por diente del Antiguo Testamento", aunque advirtió que eso no significa "dejarse pisotear" porque nunca se debe perder "la memoria activa".

"Pedimos para que no dejemos de luchar, para que cambien las estructuras injustas de la sociedad, que los pobres sean la prioridad del Estado, de la Iglesia y de los sindicatos", recalcó el obispo.

Luego dedicó su misa a quienes trabajan en la calle con la basura, a los recolectores y también a los camioneros; pidió trabajo digno para ellos, como también para todos quienes son "ninguneados en sus derechos"; y finalmente llamó a seguir luchando "por los derechos que no son tenidos en cuenta" y a priorizar a "los descartados de la sociedad".

"Hoy pedimos por todos los que en esta pandemia mueren en soledad, por sus familias, que Mauricio los reciba en el cielo: él, que también murió en soledad".

Por último, se repartieron algunas de las estampas del "mártir de los pobres", en alusión al sacerdote Silva, y se compartieron algunas palabras que el cura secuestrado y desaparecido en 1977 había dejado escritas en un poema titulado "Morir en soledad".

"Yo sé que tú estás, Señor, en la fe desprovista y desnuda, cuando un día y otro día le cuenta su rutina de trabajo y pobreza y mi alma se hunde en tiniebla total, yo sé que tú estás", recitaron.

La ceremonia fue transmitida por la red social Facebook desde el playón de barrenderos, donde algunos de los trabajadores de la recolección se reunieron para rezar y homenajear al cura y trabajador barrendero. 

Conocido entre compañeros de trabajo y en la comunidad como "Hermano Mauricio", el sacerdote Silva se llamaba Kléber Silva Iribarnegaray, había nacido en Uruguay (su padre le había puesto el nombre de un general francés del siglo XVIII) y, tras emigrar a la Argentina y ordenarse sacerdote en Córdoba en 1951, se sumó a la Fraternidad de los Hermanitos de los Pobres, orden religiosa inspirada en la obra de Charles de Foucauld.

El sacerdote Silva también formó parte del movimiento Cristianos por la Liberación, en el que participó Adolfo Pérez Esquivel, quien luego fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz.+