Viernes 2 de diciembre de 2022

Cáritas Irak y el patriarcado caldeo dan ayuda a 2.000 familias musulmanas

  • 24 de abril, 2015
  • Bagdad (Irak) (AICA)
El Patriarcado caldeo y Cáritas Irak llevaron ayudas, este jueves 23 de abril, a por lo menos dos mil familias musulmanas evacuadas de Tokrit y Anbar, teatro de la última ofensiva de las milicias del Estado islámico (ISIS). Entrevistado por AsiaNews, Su Beatitud Mar Louis Raphael I Sako, subrayó la importancia de esta iniciativa fraterna y agregó que "nuestros fieles han querido expresar en modo concreto la solidaridad de los cristianos a sus hermanos musulmanes, aliviando de este modo el sufrimiento de ellos".
Doná a AICA.org
El Patriarcado caldeo y Cáritas Irak llevaron ayudas a por lo menos dos mil familias musulmanas evacuadas de Tokrit y Anbar, teatro de la última ofensiva de las milicias del Estado islámico (ISIS).

Entrevistado por AsiaNews, Su Beatitud Mar Louis Raphael I Sako, subrayó la importancia de esta "iniciativa fraterna", que se hizo posible gracias a cuántos han guiado y acompañado a los camiones y otros medios utilizados para la entrega.

"Nuestros fieles -agregó el líder de la Iglesia iraquí- quisieron expresar en modo concreto la solidaridad de los cristianos a sus hermanos musulmanes, aliviando de este modo el sufrimiento de ellos".

El patriarca caldeo recuerda que "Cristo nos mandó ayudar a las personas que necesitan", en particular a aquellos "que consideramos como nuestros hermanos". Él agregó que "hemos venido hoy aquí para expresar nuestro dolor por lo que está sucediendo en nuestro país", por las destrucciones, los asesinatos, los centenares de miles de evacuados.

"Nosotros, los cristianos hemos sufrido mucho -prosigue Mar Sako- sobre todo en Mosul y en la planicie de Nínive". Dirigiéndose a las familias de evacuados musulmanes, en fuga de Tikrit y Anbar, subrayó que "vinimos a decirles que compartimos su sufrimientos y que los amamos". Y al final deseó que "estas tragedias terminen pronto" y las personas "puedan volver a sus casas y vivir en total paz y seguridad".

La iniciativa promovida por los líderes cristianos y de la comunidad de los fieles recibió el aprecio no sólo de las familias que fueron beneficiadas por las ayudas, sino también por las autoridades de la comunidad musulmana iraquí.

Dos jeques, Mohamed y Mahmoud Ghurery elogiaron la cercanía y la solidaridad de la minoría cristiana, hablando de "iniciativa noble y fraterna". "La religión cristiana, agregaron, es amor y ustedes ahora, lo han encarnado en este gesto concreto".

Los líderes musulmanes señalaron que no olvidan los muchos gestos de estima y de solidaridad recibidos en estos años de parte de los cristianos, porque la de hoy "no es la primera vez que realizan estos gestos".

"Estas iniciativas -concluyen- consolidan la coexistencia y reconstruyen la confianza. Dios los bendiga y les agradecemos desde lo más profundo de nuestro corazón".+