Domingo 24 de octubre de 2021

Convenio para proyectos sociales en las parroquias de las villas

  • 21 de abril, 2016
  • Buenos Aires (AICA)
La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y el obispo auxiliar y vicario general de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza, firmaron un convenio para trabajar en conjunto en primera infancia, educación y prevención de adicciones en las villas de emergencia porteñas. El convenio de cooperación entre las autoridades nacionales y los sacerdotes de la Vicaría para la Pastoral de las Villas de Emergencia, fue suscripto el 20 de abril en la parroquia Cristo Obrero de la Villa 31, del barrio de Retiro.
Doná a AICA.org
La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y el obispo auxiliar y vicario general de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza, firmaron un convenio para trabajar en conjunto en primera infancia, educación y prevención de adicciones en las villas de emergencia porteñas.

El convenio de cooperación entre las autoridades nacionales y los sacerdotes de la Vicaría para la Pastoral de las Villas de Emergencia, fue suscripto el 20 de abril en la parroquia Cristo Obrero de la Villa 31, del barrio porteño de Retiro, una de las más vulnerables de la ciudad.

"Mi trabajo es estar cerca de las personas que más nos necesitan, cerca de la gente y entender al otro, qué podemos hacer por ellos. No venir con recetas cerradas ni con ideas impuestas, sino al contrario, dialogar y escucharlos para traer las soluciones que necesita cada uno", dijo la ministra.

Durante la reunión, Stanley reconoció el valor del trabajo que realizan las parroquias y pequeñas capillas barriales y destacó la importancia de afianzar los vínculos entre el ministerio y la comunidad.

"Vamos a trabajar en lo relacionado a infraestructura, viviendas y acompañar con programas sociales referidos a primera infancia", precisó.

Según informó la cartera social, el acuerdo busca "fortalecer los proyectos que ya están en marcha en las parroquias y crear nuevos para las poblaciones en riesgo, sobre todo en lo que refiere a la prevención de adicciones y a la participación de los jóvenes en espacios culturales y deportivos. Se trata de iglesias que funcionan dentro de las zonas más vulnerables de la ciudad".

Stanley se comprometió a "seguir trabajando en las villas y apoyando a los centros de prevención de adicciones, porque el narcotráfico es un flagelo que hemos decidido enfrentar como Gobierno, y los vamos a seguir acompañando para que salgan definitivamente".+