Viernes 17 de septiembre de 2021

Contundente NO al proyecto de legalización del aborto

  • 10 de diciembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
Instituciones, movimientos, organizaciones provida y referentes políticos manifiestan su Sí al cuidado de la vida por nacer y un No rotundo al proyecto de aborto que comienza a debatirse en Diputados.
Doná a AICA.org

Instituciones, movimientos, organizaciones provida y referentes políticos manifestaron su Sí al cuidado de la vida por nacer y un No rotundo al proyecto de legalización del aborto que comienza a discutirse este jueves en la Cámara de Diputados de la Nación.

Asociación Bautista Argentina: Ante los que impulsan la ley de despenalización del aborto, como cristianos reivindicamos que se defina y defienda al embrión como individuo de la especie humana con el mismo derecho al respeto de su vida y su dignidad que los ya nacidos. No claudiquemos en la defensa de las dos vidas. El Proyecto de ley de interrupción legal del embarazo (ILE) enviado al Congreso deja en claro que el Gobierno prioriza promesas de campaña a defender la vida. Los mismos que dicen trabajar para evitar más muertes por el coronavirus propugnan aprobar una ley para terminar con la vida de los por nacer. Nunca será solución para salvar una vida, eliminar otra.

Mujeres religiosas cristianas: Es una provocación que se haya elegido en el “mes de la vida” para tratar el aborto en el Congreso. Este mes debería ser un mes esperanzador, de reflexión, unión y paz, y lo han convertido en una grieta que tendrá su costo político en el momento de nuestro voto. No queremos protocolo ni ley de aborto; necesitamos políticas que ayuden a las mujeres, que le den un acompañamiento real, y no el aborto como si fuese solución. 

Fampaz: Señores legisladores, en sus manos esta jugarse por la verdad y el progreso, dando muestras de una postura fraterna con el hermano, o por la tiranía inflexible del poder, que decide quien debe nacer, y quien debe morir. La respuesta está en sus conciencias, responde a una pregunta ¿es justo eliminar un problema, contratando un sicario? Como pregunto el Papa argentino, a una periodista. ¿Es justo eliminar al que me molesta? La elección, no pasa por una postura religiosa, espiritual, o ideológica, se juega en el campo de la Genética Embrionaria, que confirma que el comienzo de la vida humana, tiene lugar al momento de la concepción.  El niño no nacido, es tan humano, tan persona, tan real, como usted y como yo. Que a la hora de decidir, su voto sea “si a la vida”.

Foro Regional de Libertad Religiosa Argentino: Frente a la eventualidad de que, pese a los reclamos, un proyecto pro aborto tenga apoyo parlamentario sin modificaciones, peticionamos que se garantice el ejercicio pleno y sin dificultades ni dilaciones, de la objeción de conciencia individual de TODO el personal de salud. De igual forma, que se garantice la objeción de conciencia institucional de los establecimientos de salud que sostengan principios y valores pro vida, protegidos  constitucionalmente en el  ejercicio del Derecho Humano básico a la libertad religiosa y de conciencia.

Asociación Síndrome de Down de la República Argentina: Es pertinente políticas de salud que incluyan protocolos de actuación para médicos y de contención para las familias ante diagnósticos de embarazos con síndrome de Down. Es imperioso que los profesionales de la salud, como las madres y los padres, cuenten con una información completa, veraz, adecuada y comprensible. Esta posición responde a los Principios Rectores de la asociación desde su fundación -explicitados en su Estatuto-, en cuanto que “defiende la promoción de la vida humana desde su concepción hasta la vida adulta”.

Diputado Jorge Enriquez: La legalización del aborto sería una grave claudicación ética. Cuesta creer que haya personas que celebren la posibilidad de que el Estado permita la supresión de la vida de seres humanos. Pero aún si se tienen otros criterios éticos, existe una valla constitucional infranqueable. Espero que los legisladores que están a favor de las dos vidas no cedan a la extorsión. La dignidad de los seres humanos no es una mercancía que se pueda ceder en una mesa de negociaciones.+