Miércoles 1 de febrero de 2023

Saludo fraterno de la CEA al papa Francisco por la muerte de Benedico XVI

  • 31 de diciembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Los obispos destacan su trayectoria al servicio de la Iglesia y elogian su legado como "un maestro sencillo y bueno, que quiso poner de manifiesto el amor de Dios y su obra redentora entre nosotros".
Doná a AICA.org

Tras conocer la noticia de la muerte de Benedicto XVI, ocurrida este 31 de diciembre a las 9.34 en el Monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, los miembros de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) dirigieron un mensaje de condolencias al papa Francisco en el que expresan su “acción de gracias a Dios por su testimonio de buen pastor y servidor fiel del Señor”.

“En estas horas difíciles, de dolor esperanzado, ante la partida del Papa emérito Benedicto XVI, queremos hacerte llegar nuestro saludo fraterno y las condolencias por su muerte junto a nuestra acción de gracias a Dios por su testimonio de buen pastor y servidor fiel del Señor”, comienza el mensaje de los obispos argentinos.

“Cuando repasamos las páginas de su vida, descubrimos una trayectoria al servicio de la Iglesia”, señalan, destacando su labor “en la reflexión y la docencia teológica, como profesor universitario y perito del Concilio (1962-1966) y más tarde, en los sínodos sobre la Familia (1981) y la Reconciliación (1983), así como en la coordinación de la redacción del Catecismo de la Iglesia (1992) y como colaborador del papa San Juan Pablo II en la Congregación para la Doctrina de la Fe”, enumeran.

“Para la Iglesia Latinoamericana tuvo una resonancia especial su presencia en la Conferencia de Aparecida (2007)”, subrayan, a la vez que elogian su legado como “un maestro sencillo y bueno, que quiso poner de manifiesto, sobre todo, el amor de Dios y su obra redentora entre nosotros”.

“El lema de su episcopado, ‘Colaborador de la Verdad’, lo pinta de cuerpo entero”, indican los prelados y agregan: “Así quiso vivir su servicio, no a una verdad abstracta sino al amor grande y concreto de Dios que nos sale al encuentro para cambiarnos la vida”.

También agradecen a Francisco “estos años en los cuales supiste referirte al papa emérito Benedicto XVI en su lugar de intercesor, pero también como parte de la familia grande de la Iglesia, como ese abuelo sabio y prudente, que ilumina con su ejemplo y consuela con su presencia constante”.

En ese sentido, explican que “esa mirada sobre un nuevo modo de estar de Benedicto en la Iglesia ha sido una visión superadora, que nos ayuda a entender que toda vida es valiosa y que siempre tendremos un don para regalar a los otros”.

Los obispos concluyen su mensaje asegurando al pontífice “nuestra oración por tu ministerio de amor generoso y fiel a la Iglesia, que siempre nos interpela y nos invita a ser Iglesia sinodal y en salida”.

Firman el mensaje monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la CEA; monseñor Marcelo Daniel Colombo, arzobispo de Mendoza y vicepresidente primero; monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, arzobispo de Bahía Blanca y vicepresidente segundo; y monseñor Alberto Germán Bochatey OSA, obispo auxiliar de La Plata y secretario general de la CEA. +