Viernes 3 de febrero de 2023

Con una misa en la catedral se recordaron los 70 años de ALPI

  • 3 de enero, 2014
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, Mons. Mario Aurelio Poli, presidió la santa misa en la que se recordaron los 70 años de ALPI, institución que se destacó sobre todo socorriendo a las víctimas de las epidemias de poliomielitis en 1943 y en 1956. La celebración eucarística, en la que estuvo presente el presidente de ALPI, doctor Alejandro Allende, acompañado por los miembros de la comisión directiva y algunos pacientes y colaboradores, tuvo lugar en la catedral metropolitana el martes 17 de diciembre a las 18, y fue concelebrada por monseñor Luis Eugenio Ferrari, del obispado castrense.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, monseñor Mario Aurelio Poli, presidió la santa misa en la que se recordaron los 70 años de ALPI, institución que se destacó sobre todo socorriendo a las víctimas de las epidemias de poliomielitis en 1943 y en 1956.

La celebración eucarística, en la que estuvo presente el presidente de ALPI, doctor Alejandro Allende acompañado por los miembros de la comisión directiva y algunos pacientes y colaboradores, tuvo lugar en la catedral metropolitana el martes 17 de diciembre a las 18, y fue concelebrada por monseñor Luis Eugenio Ferrari, del obispado castrense.

Al término de la misa monseñor Poli entregó un cuadro con la imagen de Nuestra Señora de Luján, como recuerdo y gratitud por los 70 años de servicio al Cristo sufriente en los hermanos.

A raíz de una grave epidemia de poliomielitis en la Argentina, que afectó a miles de niños, el 17 de diciembre de 1943 nació, gracias al doctor Marcelo J. Fitte, la Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil (ALPI), sostenida únicamente con aportes privados.

La poliomielitis, también llamada de manera abreviada polio y parálisis infantil, es una enfermedad contagiosa que afecta principalmente al sistema nervioso. Se llama infantil porque las personas que contraen la enfermedad son especialmente los niños entre cinco y diez años.

Hoy ALPI presta un valioso aporte a la recuperación de los pacientes con dificultad motriz.+