Domingo 19 de septiembre de 2021

Con la asamblea diocesana, Santo Tomé comenzó a transitar su 40º aniversario

  • 9 de octubre, 2018
  • Santo Tomé (Corrientes)
En la apertura del Año Jubilar con motivo del 40º aniversario de la diócesis, la comunidad de Santo Tomé, Corrientes, celebró el sábado 6 de octubre una asamblea que contó con la participación de delegaciones de todas las parroquias, acompañadas por el obispo, monseñor Gustavo Montini, y los sacerdotes de la diócesis.
Doná a AICA.org
Con una asamblea diocesana llevada a cabo el sábado 6 de octubre, la comunidad de Santo Tomé, en Corrientes, dio inicio al año jubilar en preparación al 40º aniversario de la diócesis, que se celebrará en 2019.

Participaron de la jornada delegaciones de todas las parroquias, acompañadas por todos los sacerdotes y encabezadas por el obispo diocesano, monseñor Gustavo Montini. La comunidad vivió una jornada muy especial desde la celebración de la fe con sencillez, pero también con mucha intensidad.

La Asamblea comenzó con la oración de Laudes y luego una exposición a cargo de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, que habló sobre el sentido de pertenencia a la Iglesia y los desafíos que hoy encuentra. Esa charla fue el disparador para el trabajo en grupos de los participantes que reflexionaron sobre lo escuchado.

Cada grupo pensó actitudes, acciones y actividades en los que concretar los objetivos de las Orientaciones Diocesanas de "promover la familia, la formación y el sentido de pertenencia eclesial". Luego se llevó a cabo un plenario en el que los presentes compartieron lo hablado en cada grupo para realizar una síntesis de las propuestas.

Todo lo vivido se puso en las manos de Dios durante la celebración de la misa, presidida por monseñor Montini, acompañado por los sacerdotes, diáconos y los laicos presentes en representación de todas las comunidades de la diócesis.

En su homilía, el obispo señaló que "hoy a Jesús le dimos una inmensa alegría con esta asamblea" porque "nuestro encuentro es para Jesús un motivo de gozo".

Las actividades culminaron con un almuerzo fraterno para retornar a las comunidades con el entusiasmo propio de haber compartido la vida y la fe.+