Martes 13 de abril de 2021

Con la 70° procesión náutica, Tigre celebró a la Inmaculada Concepción

  • 10 de diciembre, 2019
  • Tigre (Buenos Aires) (AICA)
La misa central fue presidida por el obispo auxiliar de San Isidro, monseñor Martín Fassi
Doná a AICA.org

Una multitud acompañó la última edición de la procesión náutica que se llevó a cabo el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción de María, en el municipio de Tigre, diócesis de San Isidro.



En su 70° aniversario, la tradicional procesión en honor de la Virgen estuvo encabezada por el intendente de Tigre, Julio Zamora, quien expresó: “Es un día de mucha alegría. Es el 70° aniversario de esta procesión náutica, la fiesta religiosa y popular más importante que tienen los vecinos de Tigre. El municipio acompaña a la Iglesia y en el calor que nos transmiten los vecinos, en el entusiasmo que le han puesto a esta jornada, se ha visto que hemos trabajado con mucho éxito”.



La marcha de la Virgen comenzó a las cinco de la tarde, cuando la imagen salió de la parroquia Inmaculada Concepción, en una procesión que recorrió las calles con canciones y rezos. Mientras la caravana avanzaba, los vecinos se iban sumando y el grupo se hacía cada vez más grande.



Durante los festejos, y en consonancia con la Misa por la Patria celebrada en Luján en horas de la mañana, se vivió un clima de unidad, con el anhelo de mirar hacia adelante, juntos, más allá de las diferencias. Ese fue el punto central de la homilía de monseñor Fassi, quien expresó: “Estamos viviendo tiempos difíciles. No sé si ahora son más o menos que antes, son distintos, son los de hoy, y estamos invitados a buscar soluciones con nuestro compromiso. Hoy los obispos invitamos en Luján a pedir por la Patria, por nuestro país, porque entendemos que hace falta que el sueño personal de cada uno pueda tener colaboración para fabricar un proyecto común, que tanto necesitamos. El desafío es considerar al otro como un hermano. Siempre soñamos con una sociedad más justa, más equitativa, deseamos la paz, pero hasta ahora no la hemos logrado. La paz es para todos o no es para nadie. No alcanza que sea para pocos, porque así no se realiza del todo el proyecto de Dios”, dijo.



Finalizada la Eucaristía se dio inicio a la procesión náutica. La imagen de la Virgen viajó en uno de los barcos de la Prefectura Naval, que fue acompañado por decenas de naves que se movieron por el Río Luján. Al paso de la Virgen y en un clima de fiesta, los presentes agitaban sus pañuelos. Mientras tanto, en el escenario principal ubicado en el Paseo Victorica, animaban con música el acontecimiento mariano, mientras los fieles recorrían las calles ofreciendo rezos y canciones.



El cierre de la jornada estuvo a cargo de las autoridades, que al regresar de la procesión junto con la imagen de la Virgen, subieron al escenario. “La emoción que tengo es superior año a año. Es impresionante la cantidad de gente que viene, la devoción con la que saludan a su paso a la imagen. Estamos en un tiempo complejo donde la historia hace una pequeña inflexión y hay que hacer acuerdos, donde todos tenemos que ceder un poco”, dijo el presbítero José Luis Quijano, párroco de Inmaculada Concepción. Luego llamó a construir una Patria de hermanos más unidos.



A continuación, el intendente Zamora agradeció a la Prefectura, al personal municipal, al padre Quijano, a monseñor Fassi y también a monseñor Oscar Ojea, que este año no estuvo presente por su labor en la misa en Luján. A ese acontecimiento se refirió el intendente, como símbolo de lo que viene: “Vimos un mensaje claro de un presidente saliente abrazándose con un presidente entrante, y eso es lo que queremos para toda la Argentina y para nuestra comunidad. Independientemente de las ideas políticas y religiosas estamos aquí, en esta fiesta popular”, señaló.



Los festejos culminaron con un impresionante show de fuegos artificiales. Al ritmo de la música, los presentes brindaron un saludo anticipado al año que se va y una mirada con esperanza hacia el 2020.+